Un reciente estudio realizado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que viene en la edición de agosto de la Revista del Consumidor, reveló que las sopas instantáneas no son nutritivas para el cuerpo y que, además causan ciertos malestares.

Las sopas como Maruchan y Cup Noodles (entre otras) llegaron a México en 1998 y empezaron siendo vendidas como botana, sin embargo, gracias a su facilidad para almacenarlas y “cocinarlas”, muchas personas han sustituido alimentos saludables y verdaderos por estas sopas, sin tomar en cuenta los daños que pueden ocasionar para la salud.

Proporcionaron datos sobre el proceso de la realización de estos productos y se destacan los ingredientes que son: harina de trigo o maíz, salsa de soya, sal, aceite refinado, vegetales deshidratados, glutamato monosódico, azúcar, especias, aceite vegetal y extracto de pimienta roja, y la deshidratación de la masa de fideos que se realiza al refreírlos con aceite.

El ingrediente que más se hace hincapié es el glutamato monosódico (GMS), que es un aditivo muy común en los alimentos procesados y su función en la industria es hacer que la lengua resulte más receptiva a los condimentos, haciendo creer al consumidor que el producto tiene un mejor sabor.

A pesar de que no hay reacciones consistentes por parte de este ingrediente, hay personas que pueden presentar efectos adversos por su consumo; por lo que, detractores del GMS aseguran que hay estudios que relacionan el consumo con algunos síntomas. Por ejemplo:

  • Taquicardia
  • Adormecimiento en la boca
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho.

De igual forma, un estudio publicado en The Journal of Nutrition realizado en 2014, evidenció los problemas a la salud que genera el consumir estos productos. Lo que puede llegar a tener una persona es un síndrome metabólico, grupo de afecciones, que incluyen obesidad y presión arterial alta, colesterol y azúcar en la sangre, lo que aumenta el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca y diabetes. Por lo que se recomienda disminuir el consumo de estos productos o anularlos.

Consumo de sopas instantáneas en México

La empresa Nissin Foods, dueño del producto Cup Noodles, informó que México ocupa el lugar número 15 en demanda de sopas instantáneas de su marca a nivel mundial y que es el segundo lugar en América Latina por detrás de Brasil, con el consumo de más 850 millones de porciones al año.

Hay que recalcar que un vaso de sopa instantánea contiene la mitad del sodio recomendado para un adulto, es decir 1,000 mg aproximadamente, por lo que es aún más nocivo para la salud en un niño, ya que su porción máximo de sodio es de 1,200mg

El estudio realizado por la Profeco, finaliza asegurando que las sopas instantáneas no aportan absolutamente nada bueno al cuerpo y recomienda sustituirlas por el buen hábito de hacer sopa casera y alimentarse más sanamente.

__

POB/KPM