La Arquidiócesis de Puebla informó que el próximo lunes 10 de agosto se dará la reapertura de templos y con ello la celebración de misas en el estado. Aunque de manera gradual, prudente y responsable.

En ese sentido, para comenzar solo se permitirá el 25% de la capacidad de los templos y bajo las medidas de sanidad pertinentes, con el fin de evitar la propagación del COVID-19.

Ante esto, el Arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa aseveró que la decisión de la reapertura se dio tras platicas con las autoridades del Gobierno del Estado y la Secretaría de Salud, por lo que exhorta a los feligreses de edad mayor y grupos vulnerables a que “esperen un poco más de tiempo para retomar las celebraciones litúrgicas’.

Aunado a lo anterior, pide que, en aquellos lugares donde el número de contagios y de defunciones sigue siendo alto, discernir sobre la conveniencia de abrir o no en la fecha indicada, pudiendo libremente optar por una fecha posterior a la estipulada.

Te pude interesar: Conoce el protocolo para el regreso de las iglesias

En cuanto al control de medidas de sanidad, detalló que un grupo de jóvenes serán los encargados de tomar la temperatura, sanitizar y ofrecer gel, y no personas mayores ni vulnerables.

A los feligreses se les pide que al asistir cuiden las medidas de sanidad como el uso de cubrebocas y la sana distancia, además de lo que pida el centro religioso al que asistan.

Cabe mencionar que las fiestas patronales no se podrán celebrar aún de forma multitudinaria, aunque sí se podrán efectuar al interior de las iglesias con un número reducido de personas. Precisarán realizar transmisiones en redes sociales para que los feligreses puedan seguirlas de esta forma.

Las normas

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Poblanerías en línea (@poblanerias) el

Lo que dice la arquidiócesis

__

POB/KPM