Constitución de Puebla en totonaco
Foto: Congreso de Puebla/Cortesía

La Constitución Política de Puebla fue traducida a las lenguas originarias ngigua y tutunakú, así como su actualización al náhuatl, luego de un acuerdo aprobado en el Pleno del Poder Legislativo.

Los diputados resaltaron la importancia de traducir la Constitución así como reglamentos, leyes y otros textos que contribuyan a la inclusión de los pueblos indígenas.

“Totonaco” es la forma castellanizada de “tutunaku”; pertenece a la familia totonaco-tepehua que está formada por dos lenguas con sus respectivas variantes: el totonaco y el tepehua.

La lengua totonaca es hablada originalmente en un área que comprende parte de los estados de Puebla y Veracruz, y se extiende desde la Sierra Norte de Puebla hasta la costa del Golfo de México. El Censo de Población y Vivienda 2010 determinó que existen un total de 250 252 hablantes de totonaco en la República Mexicana, de los cuales 120 810 residen en el estado de Veracruz y 106 559 en el estado de Puebla.

Para la traducción, se llevó a cabo un trabajo coordinado con la Universidad Intercultural del Estado de Puebla, encabezada por el rector Alibert Sánchez Jiménez, quien expresó que las actuales traducciones promueven el respeto de los derechos de los pueblos indígenas.

Josefina García Hernández, presidente de la Comisión de Pueblos Indígenas del Congreso del Estado, expresó que más de 5 por ciento de la población mundial es indígena; sin embargo, sigue siendo discriminada, por lo que es necesario trabajar a favor de ella y para preservar sus tradiciones y costumbres, toda vez que en Puebla, desde hace muchos años, se ha enfrentado a condiciones adversas que ponen en entredicho sus derechos fundamentales.

 

 

--
POB/LFJ