Cada 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, con el fin de hacer conciencia sobre esta enfermedad. La forma ideal de aumentar la reserva cognitiva es seguir un estilo de vida saludable para el cerebro, así como realizar ejercicios cerebrales regulares, debido a que este órgano necesita resistencia.

Por ello, enseguida describimos 10 tips para lograr mejorar la memoria y ejercitar la mente.

1 Incrementar gradualmente la concentración

Si tu capacidad de atención es baja, lo ideal es desarrollarla lentamente partiendo de un objetivo fácil y continuando desde allí.

Para ello se pueden usar diversas técnicas como ‘Pomodoro’, un método para mejorar la administración de tiempo dedicado a una actividad; se basa en usar un temporizador para dividir el tiempo en intervalos fijos llamados ‘pomodoros’ de 25 minutos de actividad, luego 5 minutos de descanso, con pausas más largas cada cuatro periodos.

Se puede comenzar poniendo una alarma de 5 minutos y concentrase en una tarea en ese lapso, luego tomar un descanso de 2 minutos y seguir con 5 minutos más de trabajos. Posteriormente, día con día, agregar 5 minutos al tiempo de trabajo enfocado y 2 más al descanso.

2 Evitar las distracciones

Debido a la facilidad que brinda Internet, es común que al realizar una tarea las personas se distraigan entrando a las redes sociales o buscando en Google dudas que llegan al momento, como “¿Cuándo estrena cierta película?, ¿Cuál será el clima de mañana?”, etc.

El problema está en que esas distracciones en promedio les quitan 23 minutos a las personas, antes de regresar a la tarea original.

Por ello, es mejor anotar una lista con esas distracciones para poder revisarlas en cuanto finalicen las tareas o haya tiempo de descanso.

3 Ejercitar el cuerpo

El ejercicio, sobre todo el aeróbico, es ideal para el cuerpo, pero también para el cerebro, lo cual han comprobado diversos estudios como hechos por Harvard que aseveran que ayuda a mejorar la memoria y las habilidades de pensamiento.

De acuerdo a los investigadores de dicha institución, los beneficios provienen directamente de su capacidad para reducir la resistencia a la insulina, reducir la inflamación y estimular la liberación de factores de crecimiento, sustancias químicas en el cerebro que afectan la salud de las células cerebrales, el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en el cerebro e incluso la abundancia y supervivencia de nuevas células cerebrales.

4 Intentar memorizar

Memorizar frases, poesías, canciones, y otras cosas, ayuda efectivamente a que el cerebro sea más receptivo a la memoria. No es necesario memorizarse libros enteros, se puede comenzar de poco a más, como con una simple línea.

También para empezar, se pueden memorizar teléfonos de familiares o amigos, una lista pequeña de supermercado (y una vez en el sitio, si se harán cuentas, es recomendable que sean mentales), etc.

5 Mantener una alimentación saludable

Un complemento de la actividad física es la alimentación saludable, puesto que son factores que pueden contribuir al funcionamiento en general del cerebro y en los niveles de concentración.

Si una persona se salta el desayuno, es poco probable que antes del mediodía pueda realizar tarea y concentrarse ya que tendrá hambre y solo pensará en alimentarse.

El cuidado de la salud, mantenerse activo y comer alimentos saludables es una de las mejores maneras de mejorar la concentración. Es recomendable asistir con un nutriólogo para recibir la orientación adecuada.

6 Practicar la atención plena durante todo el día

Al practicar la atención plena, o mindfulness, se puede mejorar la productividad, además de fortalecer la concentración. Para ello, en el momento de darse cuenta de una distracción, regresar la atención inmediatamente a lo que se estaba haciendo.

7 Descansar y dormir el tiempo adecuado

Al dormir, la mete consolida recuerdos, lo que nos permite asentar los acontecimientos importantes del día y pasarlos a la memoria a largo plazo. Sin embargo, también es importante dormir el tiempo adecuado, por lo general un adulto necesita entre 7 y 9 horas de sueño para descansar plenamente.

Te puede interesar: Con estos consejos podrás dormir mejor

Los trastornos de sueño no son buenos para la memoria y pueden tener importantes consecuencias.

8 Abrir y cerrar las manos

Una investigación de la Universidad de Montclair en Estados Unidos, reveló que apretar el puño derecho durante 90 segundos apoya al proceso de formación de la memoria, mientras que al hacerlo con el puño izquierdo se facilita la recuperación de información almacenada en nuestra memoria.

9 Juegos de entrenamiento cerebral

Practicar 15 minutos al día de juegos de entrenamiento cerebral, mejora el rendimiento de la memoria de trabajo, las funciones ejecutivas y la velocidad de procesamiento.

Pueden ser juegos como memoramas, crucigramas, o hasta algunas apps que circulan en la AppStore o PlayStore.

10 Beber café

El consumo de café refuerza la memoria debido a la cafeína, lo que explica un estudio desarrollado por la Universidad Johns Hopkins al revelar que tomar esta bebida justo después de haber afrontado un trabajo importante desencadena el beneficio.

Asimismo, mejora el nivel cognitivo, pues eleva la capacidad de reacción y los niveles de energía.

 

__

POB/KPM