La vacuna rusa contra el COVID-19, Sputnik V, llegará a México a partir de noviembre de 2020 y serán adquiridas por la farmacéutica mexicana Landsteiner Scientific, sin embargo Hugo López-Gatell, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, informó que la Secretaría de Salud no tiene dicho reporte y que faltaría la aprobación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para poder comercializarse en el país.

De acuerdo al Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) Rusia y México firmaron un acuerdo para proceder a realizar la venta de la vacuna que es de dos dosis, pues cabe recordar que se debe de aplicar una y después de 21 días otra.

El director ejecutivo del RDIF, Kirill Dmitriev, se expresó positivamente sobre el trato con México, ya que optaron por Sputnik V sobre otras en desarrollo, y calculó que el suministro de la “vacuna eficaz y segura” rinda para el 25% de la población mexicana.

Te puede interesar: Rusia registra la primera vacuna contra el coronavirus

Por otro lado, el canciller Marcelo Ebrad comentó que nuestro país fue formalmente invitado a participar en la tercera fase de la vacuna rusa, que está sujeta a validación de la Cofepris, en la que se prevé que participen entre 500 y mil voluntarios en un estudio clínico.

Se trata de una vacuna de ‘vector viral’, es decir que utiliza dos adenovirus humanos, familia de virus muy común responsables sobre todo de los resfriados, que son transformados para agregar el virus SARS-CoV-2, causante del COVID-19.

Cuando el adenovirus modificado penetra en las células de la persona vacunada, esta fabrica una proteína típica del SARS-CoV-2, provocando que el sistema inmunitario lo reconozca y lo combata.

 

__

POB/KPM