Senado aprueba ley que prohíbe castigos corporales a niños

La ley prohibirá que padres, madres o tutores castiguen de forma física o psicológica a niños, niñas y adolescentes.

Por unanimidad, los legisladores del Senado de la República aprobaron las nuevas reformas a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al Código Federal con el objetivo de prohibir a los padres, madres o tutores a que castiguen de forma física o psicológica a los menores.

Los castigos físicos incluyen los golpes con la mano u objeto, pellizcos, mordidas, jalones de cabello u orejas, quemaduras, empujones o algún otro acto que cause dolor al menor como método correctivo. Por su parte, dentro de los castigos psicológicos se incluyen todos los tratos de humillación, intimidación, denigración, menosprecio al menor.

Te puede interesar: 6 de cada 10 menores sufren violencia en el hogar en México

De acuerdo a lo aprobado, las sanciones a las o los tutores serán solamente de manera correctiva, no pena;, sin embargo, sí será incentivo para la intervención pública temprana en contra de la violencia intrafamiliar. Además, se agregó que aplicará para las personas que estén a cargo de los niños, niñas o adolescentes, como es el caso de las escuelas o centros donde asisten los usuarios mencionados.

Josefina Vázquez Mota, presidente de la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, expresó que son preocupantes las cifras que hablan sobre violencia infantil.

Más de 60 por ciento de niñas, niños y adolescentes de entre 1 y 14 años son sujetos a agresión psicológica y castigo corporal en sus hogares. De acuerdo a la Fundación Guardianes en su más reciente encuesta realizada apenas este mes de agosto, 40 por ciento de niñas, niños y adolescentes sufrió violencia psicológica y física durante la cuarentena. Miles de hogares se convirtieron en miles de infiernos y amenazas para niñas, niños y adolescentes”

Según el Informe Anual del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, realizado por la UNICEF en 2019, en México, al menos seis de cada diez niños, niñas y adolescentes han experimentado algún método de disciplina violenta en el hogar.

Regularmente, las niñas sufren más agresiones psicológicas que los niños; en cambio, los niños suelen ser disciplinados con cualquier tipo de castigos físicos o con formas más severas.

Sobre las edades, las niñas y niños entre los 3 y 9 años suelen ser los más afectados por las agresiones psicológicas o por cualquier otro tipo de castigo físico. El uso de castigos severos se intensifican conforme van creciendo.

Además de las modificaciones que ya se mencionaron de esta Ley, también se estableció que las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a recibir orientación, educación, cuidado y crianza por parte de sus tutores.

 

 

 

--
POB/LFJ