Tras seis semanas, Puebla entrará en semáforo amarillo este lunes 28 de septiembre de 2020, y continuará así por al menos dos semanas, hasta que las autoridades sanitarias realicen una nueva evaluación sobre la evolución que se tiene en cada estado del país.

De acuerdo al director general de promoción de la Secretaría de Salud (SSA), Hugo López-Gatell, este cambio significa que el riego de contraer COVID-19 ya no es tan alto como en semanas masadas, sino medio, por lo que se le pide a la población continuar con las medidas de sanidad ya conocidas puesto que el riesgo permanece.

Asimismo, Baja California, Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Guanajuato, Querétaro, Morelos, Tlaxcala, Oaxaca, Chiapas, Aguascalientes y Tamaulipas pasaron a amarillo, en tanto que Campeche es el primero en estar en semáforo verde, y el resto de los estados permanecen en naranja.

¿Qué significa el semáforo amarillo?

De acuerdo a las autoridades sanitarias, el semáforo amarillo es el penúltimo color antes de permitir por completo todas las actividades y se derivan de la disminución en el número de contagios y hospitalizados.

En ese sentido, el número de actividades permitidas y la apertura de espacios públicos aumenta, puesto que ya están permitidas todas las actividades laborales esenciales y no esenciales con restricción de aforo y horarios escalonados.

El espacio público abierto se abre de forma regular, y los espacios públicos cerrados se pueden abrir con aforo reducido.

Sin embargo, el Gobierno de Puebla no ha anunciado cambios hasta este domingo 27 de septiembre, sino que habrá que esperar a que se pronuncien al respecto durante los próximos días.

__

POB/KPM