El Congreso de Puebla a través de la Comisión de Procuración y Administración de Justicia aprobaron modificaciones a los artículos 85 bis y 86 de la Ley Estatal.

Con estas modificaciones, los automovilistas que provoquen la muerte de una persona por conducción imprudente serán condenados a una sentencia de prisión, además de la cancelación de su licencia de manejo de por vida. 

Las condiciones para ser tipificado como homicidio por imprudencia son las siguientes: estar en estado de embriaguez superior al primer grado, enervantes, estupefacientes o psicotrópicos; invadir el carril del RUTA, ciclovía o zona asignada a peatones; mientras ocupe celular o aparato electrónico que lo distraiga o, que tras el choque se de a la fuga.

Estos conductores recibirán una pena entre 2 y 9 años de prisión y les será cancelada su licencia para conducir vehículos expedida por cualquier instancia de por vida.

Asimismo, se aprobó que la pena para choferes del transporte público quienes en caso de ser culpables de homicidio, será condenado entre 6 y 15 años de prisión y la inhabilitación de poder llevar pasajeros hasta 10 años tras cumplir su pena.

Los dictámenes de la sesión que se celebró a través de internet serán turnados al pleno del Congreso para una última discusión de los puntos y su aprobación.

 

 

____
POB/RPC