La copa menstrual resulta una alternativa a las toallas y tampones que ayuda al medio ambiente y a la economía, además no se debe cambiar con la misma frecuencia que estos artículos, por lo que también es más practica en ese sentido.

El impacto ambiental

Una copa menstrual se puede reutilizar hasta por 10 años, esto genera un ahorro económico y además reduce la contaminación, ya que en un periodo común se suelen usar entre cuatro y seis compresas diarias dependiendo el flujo.

Es decir, en un ciclo de cuatro días, si se usarán cuatro compresas diarias, se utilizarían en total 16 toallas. Pero al usar la copa, solo se necesita una prácticamente cada 10 años si se siguen los cuidados necesarios.

Además, este producto se puede encontrar con un costo de 100 pesos en adelante, dependiendo el material con el que esté hecha y el fabricante, así como si incluye accesorios como bolsa para guardarla y recipiente para esterilizar, entre otros.

Su uso

De acuerdo a Victoria Michel, representante de la comunidad Copa Menstrual México, el producto debe esterilizarse o desinfectarse al inicio de cada ciclo, mientras que al final debe lavarse con jabón neutro, además que en cada viciada se debe de enjugar con abundante agua.

Cuando la copa se introduce en la vagina se agarra de las paredes vaginales y con ello evita el paso de la menstruación, por lo que se puede practicar cualquier actividad.

Los pasos a seguir para colocarla, son los siguientes:

.Lavarse las manos

.Doblar la copa

.Insertarla por completo en la vagina, una vez hecho esto regresa en automático a su forma original

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por COSMETICA NATURAL rocio leiva (@rlcosmeticanatural) el

Cabe mencionar que se debe de usar por máximo 12 horas, siguiendo estos pasos:

.Presionar la base para romper el vacío y extraer

.Lavar con agua limpia si se va a volver a insertar

.Si se va a guardar es necesario esterilizarla en agua hirviendo durante 5 minutos

__

POB/KPM