Comúnmente el azúcar suele venir con nombres “ocultos” en la descripción de ingredientes de los alimentos y bebidas procesadas, tales como Xilosa, Sacarosa, Lactosa, etc. De acuerdo a su origen o al uso que se le da, de estos algunos son naturales y otros procesados. Es importante conocerlos para identificarlos.

Los nombres diferentes, representa un problema sobre todo para los consumidores que cuidan las cantidades de azúcar que consumen, por diversos motivos como en el caso de la diabetes, y que no saben que el azúcar puede venir bajo otra denominación; que el producto no contenga como tal la palabra “azúcar”, no significa que no la incluya.

Múltiples productos anuncian que no tienen este elemento, aunque se refieren a la añadida, pero sí lo usan bajo otro de sus nombres.

Cabe mencionar que, la Ingesta Diaria Recomendada (IDR) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 25 gramos dentro del consumo calórico diario.

Azúcar
Foto: Bru-nO/5349 - Pixabay

Los otros nombres del azúcar, son:

  • Jarabe de maíz de alta fructosa: Es un aditivo, lo que hace que los alimentos sepan “más ricos” y los consumidores quieran seguir comiéndolos sin control, un ejemplo son las galletas o el pan dulce empaquetado. Es muy barato y endulza mucho con muy bajas cantidades y por ello las empresas prefieren usarlo sobre otros edulcorantes, y así se ahorran gastos. Es dañino para la salud, de acuerdo a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).
Te puede interesar: Profeco alerta para evitar consumir este jarabe presente en varios alimentos
  • Dextrosa: Es la glucosa que se presenta en forma de polvo y se obtiene a partir del almidón de alimentos como el arroz, trigo y maíz.
  • Fructosa, jugo de fruta o jugo de fruta concentrado: Es el tipo de azúcar que se encuentra en las frutas, aunque en jugo es más concentrado.
  • Galactosa: Es un azúcar simple o monosacárido, que se convierte en glucosa en el hígado como aporte energético.
  • Glucosa: Forma parte de nuestro organismo porque está presente en la sangre, pero también se puede añadir a alimentos y bebidas procesadas como el pan, chocolate, arroz integral, etc.
  • Lactosa: Se encuentra en la leche y sus derivados, se produce de manera natural en estos y es imposible que naturalmente no la contengan.
  • Maltosa, azúcar de malta o jarabe de malta: Se obtiene a partir de los granos de cebada cuando están germinando.
  • Sacarosa: Es el azúcar de mesa, es decir, la blanca que viene en polvo y se deriva de la caña de azúcar, pero no tiene propiedades naturales ya que viene refinada en su totalidad.
  • Azúcar de caña: A diferencia del punto anterior, esta es un tipo de azúcar granulado, igualmente derivado de la caña. Aunque es más saludable que la sacarosa, no es realmente saludable, porque también está refinada y tiene pocas vitaminas y minerales.
  • Dextrina: Se usa como aditivo en los alimentos y su contenido de glucosa es bajo, aunque suele estar combinado con otro tipo de azúcares.
  • Almidón: Se encuentra en los cereales y algunos tubérculos como la papa, pero también se puede encontrar en polvo.
  • Maltodextrina: Contiene menos monosacáridos y disacáridos que otros, pero se combina con otros ingredientes que son muy dulces como ocurre en el caso de los helados o el pan.
  • Melaza: Es un residuo del refinado de la caña de azúcar, contiene menos calorías que la de mesa.
  • Jarabe de agave: Proviene del agave y sus derivados, es más rico en fructuosa que el azúcar, pero tiene menos contenido calórico.

Pueden existir variantes, aunque las ya mencionadas son las más usadas en la industria de los alimentos y bebidas procesadas.

__

POB/KPM