Chignahuapan es uno de los nueve Pueblos Mágicos de Puebla y está lleno de misticismo, por ello se realiza cada año el Festival de la Luz y de la Vida, en torno a las celebraciones por el Día de Muertos.

Se efectúa entre el 1 y 2 de noviembre con aproximadamente tres mil quinientas asistentes cada año en las actividades gratuitas y mil 700 en las de cobro, de acuerdo a cifras de Jorge Gámez García, Director de Turismo de Chignahuapan.

Lo que dice la mitología mexicana

En Chignahuapan realizan las celebraciones como parte de una importante tradición que nació debido a la mitología mexicana, ya que es una zona donde habita el axolote, que juega el papel principal en las creencias locales.

Te puede interesar: Primer museo del axolote en Puebla y en México abre sus puertas

Se cree que el axolote es una de las múltiples formas de transformación del dios Xólotl, quien era hermano mellizo de Quetzalcóatl. Se dice además que una vez fue perseguido para ser sacrificado, por lo que se convirtió en pez y al querer convertirse en tierra fue sacrificado y se quedó en el limbo.

Museo Mexicano del Axolote
Foto: Karen Mojica
Hay un mito prehispánico que dice que, para llegar a este mundo de los vivos, teníamos que pasar 9 meses en el vientre de la madre. Entonces se tenía la creencia de que cuando fallecíamos el alma se desprendía del cuerpo y vagaba 4 años por el inframundo, que son 9 paramos o inframundos… Chignahuapan es el noveno, porque viene del náhuatl (que significa ‘nueve’, ‘agua’, ‘sobre’, o ‘sobre las nueve aguas’)”, explica Gámez García.

Es en la Laguna de Chignahuapan, también conocida como Laguna de Almoloya, de acuerdo a las tradiciones, donde el perro xoloitzcuintle (otra forma de transformación del dios Xólotl) ayudaba a las almas a atravesar para poder tener el descanso eterno en el Mictlán, lo que en actualidad sería como ‘el paraíso’.

Te puede interesar: Laguna de Chignahuapan: actividades, festividades y leyenda

Por ende, el Pueblo Mágico es considerado como la antesala al Mictlán, pero también el acceso de ese lado a este, por ello la celebración para recibir a los muertos se hace de esta forma.

Festival de la Luz y de la vida
Foto: Agencia Enfoque

¿En qué consiste el Festival de la Luz y de la Vida?

Se realiza una magna ofrenda de más de mil veladoras, pan, flor de cempasúchil, incienso y otros elementos, así como tapetes de aserrín con grecas prehispánicas, para recibir a las animas que visitan el mundo de los vivos.

Se comienza con una caminata con antorchas, velas o cirios, que parte desde la Calzada de las Almas hasta llegar a la orilla de la Laguna de Chignahuapan.

Festival de la Luz y de la vida
Foto: Agencia Enfoque

Asimismo, un grupo de personas realiza sobre una pirámide en medio de la laguna, y otros en lanchas, la representación del ritual de los muertos para conseguir la purificación, precisamente como si pasarán por los 9 planos hasta llegar al Mictlán.

Finalmente, se hace la representación para celebrar la vida y la luz, que lo toman como un festejo por el nacimiento, también con pirotecnia, luces, música prehispánica, y danza.

Festival de la Luz y de la vida
Foto: Agencia Enfoque

Edición del 2020

Respecto a la contingencia sanitaria por COVID-19, sí se realizará el evento, pero un día antes de lo común, ya que se efectuará el 31 de octubre y 1 de noviembre de 2020, aunque siguiendo los protocolos sanitarios y con aforo reducido al 30%.

Se celebrará en dos horarios ambos días, para reducir la aglomeración de personas, de acuerdo a la Dirección de Turismo de Chignahuapan.

Festival de la Luz y de la Vida 2020.Dos días. Cuatro presentaciones. Con *aforo reducido al 33%* A sólo 500 personas...

Posted by H Ayuntamiento de Chignahuapan 2018-2021 on Thursday, October 8, 2020

 

__

POB/KPM