Por cumplir con estándares de higiene en el manejo de los alimentos, las áreas de Cocina y Nutrición Clínica del Hospital Universitario de Puebla (HUP) recibieron el Distintivo H, por parte de las secretarías de Turismo y de Salud, las cuales avalan la calidad e inocuidad de los servicios de alimentación que se proporcionan a pacientes y médicos para prevenir enfermedades.

Esta distinción también acredita a las instalaciones y al personal de estas áreas (un total de 27 personas), con respecto al manejo adecuado, lavado, desinfección, almacenamiento y congelación de los comestibles, entre otros requerimientos establecidos en la norma NMX-F-605-NORMEX-2018.

Emmanuel Castro Benítez, chef y coordinador de Cocina Hospitalaria, explicó que, para la elaboración de la dieta del paciente se hace una valoración a cargo del área de Nutrición Clínica, para determinar las cantidades de proteínas y carbohidratos adecuados en la dieta, la cual es balanceada, suficiente y variada para cada uno.

Esto, mencionó, garantiza que los alimentos consumidos por alrededor de 200 médicos, entre personal adscrito, de turno, residentes y de prácticas profesionales, así como de 45 a 50 pacientes, de acuerdo a la afluencia, cumplan con todas las normas de calidad e higiene en el proceso de elaboración, desde la recepción de la materia prima, hasta que llegan a su destino.

El maestro Marco Antonio Luis Sherman, subdirector administrativo del HUP, comenta que para obtener dicha distinción el trámite se realizó desde enero pasado, pero por la pandemia se suspendieron las visitas de verificación y revisión.

Desde 1990 se puso en marcha en México el Programa Nacional de Manejo Higiénico de Alimentos, Distintivo H, para todos los establecimientos fijos de alimentos y bebidas. Esta certificación también se brinda a los hospitales por cumplir con las normas sanitarias para prevenir riesgos de enfermedades transmitidas por alimentos, así como garantizar el manejo adecuado de las materias primas empleadas para el bienestar de las personas hospitalizadas y el personal médico.

 

 

--
POB/LFJ