La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dirigió una recomendación a la Secretaría de Marina (SEMAR) por violaciones graves a los derechos humanos y uso excesivo de la fuerza de sus elementos en contra de cuatro personas en Tlahuapan, Puebla.

La CNDH señaló que, de acuerdo con la madre de una de las víctimas, el 28 de febrero de 2019, su hijo empacaba zacate en compañía de tres personas en un predio localizado en la comunidad de Guadalupito las Dalias en Tlahuapan.

La mujer relató que pobladores de la zona observaron que en el lugar de los hechos había elementos de la SEMAR, quienes desvistieron y golpearon en el rostro a las cuatro víctimas, a quienes les ordenaron se recostaran con la cara en el piso para después golpearlos”, indica la Comisión.

De acuerdo con el testimonio, al notar la presencia de los pobladores, los elementos de la SEMAR se llevaron a las cuatro personas. La madre acudió a diferentes agencias del Ministerio Público de la Fiscalía de Puebla y de la Fiscalía General de la República sin obtener datos sobre el paradero de su hijo.

El 1 de marzo de 2019, los cuerpos sin vida de las cuatro personas fueron hallados en el cerro “El Águila”, ubicado en los límites de Santa Cruz Moxolahuac, Tlahuapan, Puebla y San Felipe Hidalgo, Nanacamilpa, Tlaxcala.

A través del expediente CNDH/2/2019/1708/VG, la CNDH acreditó que los agentes detuvieron a las personas de manera arbitraria e ilegal, omitieron elaborar el parte informativo correspondiente por la detención de las mismas, a quienes trasladaron a un lugar boscoso en los límites de Tlahuapan, Puebla y Nanacamilpa, Tlaxcala, sin proporcionar información sobre su paradero.

La Comisión señala que también infligieron malos tratos a tres de las víctimas y un uso excesivo de la fuerza en agravio de la otra.

Por estos hechos, el organismo de derechos humanos recomendó a José Rafael Ojeda, secretario de Marina:

  • Inscribir a las víctimas en el Registro Nacional de Víctimas.
  • Reparar integralmente el daño a sus familiares.
  • Ingresar a familiares al Fondo de Ayuda y Asistencia y Reparación Integral
  • Brindar a familiares atención psicológica y tanatológica.
De igual forma solicitó capacitar al personal de la SEMAR en materia de derechos humanos e implementar en sus operativos el uso de cámaras fotográficas, videograbación y grabación de audio, para contar con evidencias de que su actuación es respetuosa de los derechos humanos”, concluye.

El hecho más reciente sobre una ejecución extrajudicial en Puebla ocurrió en 2017 en Palmarito Tochapan cuando el Ejército llevaba a cabo un operativo de seguridad Pública.

El 3 de mayo de ese año, el Ejército realizaba operativos de seguridad en Palmarito cuando se enfrentó con grupos de hombres armados. Como resultado, se tuvo la muerte de siete personas, incluyendo cuatro soldados.

Días después se publicaron en Internet imágenes de vídeo de cámaras de seguridad instaladas en el lugar que mostraron el enfrentamiento.

Según Amnistía Internacional, uno de los vídeos mostraba claramente a una persona con uniforme militar matando de un disparo a un hombre que yacía en el suelo.

Sin embargo, en noviembre de 2018, una juez del Consejo de la Judicatura Federal absolvió al elemento del delito de homicidio calificado, al considerar que se trató de una emboscada en la que fallecieron 10 personas, seis civiles y cuatro militares.

 

--
POB/LFJ