La Mariposa Monarca es un animal muy importante para la conservación y el desarrollo de los ecosistemas de México, Estados Unidos y Canadá, mayormente. Aunque no son los únicos lugares donde se encuentran.

Es un insecto de especie lepidóptero, casi siempre son voladores. Además, las mariposas Monarcas son diurnas, es decir, que vuelan en su mayoría durante el día, para resguardarse por las noches.

Generación "Matusalén"

Se le denomina generación "Matusalén" a las mariposas Monarca nacidas poco antes de la época de migración (entre agosto y septiembre) que, a diferencia de sus ancestros quienes viven alrededor de un mes, su ciclo vital es de nueve meses.

Cada generación realiza un viaje de hibernación por única vez, al contrario de otros animales como los osos, aves, roedores, etc., que hibernan cada año, ya que su promedio de vida es mayor.

Etapas de la vida de una mariposa

Las mariposas Monarca se llevan alrededor de un mes en pasar por todas sus etapas de vida y, estas etapas varían, dependiendo de la temperatura del ambiente.

En caso de la generación "Matusalén", las etapas suceden en agosto, donde la temperatura baja y el tiempo se acorta.

Las etapas, son:

1 Empieza cuando una hembra pone alrededor de 400 huevos en las hojas de una planta llamada algodoncillos y que, dentro de cuatro a ocho días nace una pequeña oruga de rayas negras, blancas y amarillas.

2 Dura de nueve a 15 días como oruga, alimentándose de hojas del algodoncillo.

 

3 Para el proceso de convertirse en crisálida, la oruga, idealmente, debe encontrar un espacio escondido entre arbustos.

Una vez colgada, el ciclo dentro de la crisálida, dura alrededor de 10 a 15 días, en donde surge la modificación del cerebro, corazón y aparato digestivo de la oruga, al tiempo que se desarrollan músculos, patas, ojos y alas.

4 A partir de la salida de la mariposa del capullo, la generación "Matusalén" vivirá su primera y única migración desde Canadá o Estados Unidos, hasta México.

Migración

El hábitat esta especie, es muy cambiante durante un año, ya que nunca están en el mismo lugar.

Por ejemplo, en Canadá y Estados Unidos su hábitat abarca desde pastizales, zonas abiertas, jardines y poca zona boscosa, sin embargo, en México, los bosques son los que predominan y, en menor frecuencia, desiertos o matorrales.

Las mariposas Monarca viajan de 4 a 5 mil kilómetros de Norteamérica a Centroamérica, el cual dura aproximadamente dos meses, llegando al centro de México, normalmente, los primeros días de noviembre y se establecen en el país durante cinco meses (noviembre a marzo) regresando al norte del continente para pasar la temporada de primavera-verano.

Importancia de la migración de las Monarcas

La migración de estos animales es importante, ya que la mariposa adulta suele alimentarse de néctar, por lo que es un importante polinizador.

Es decir, al migrar, pasan el polen de las plantas a flores y así, hacen posible la diversidad genética en las plantas. Volviéndolas vitales para un equilibrio del ecosistema los países involucrados.

En México

México cuenta con un área natural protegida para la estancia y conservación de la Mariposa Monarca, denominada Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, o santuario de la Mariposa Monarca, y es reconocida por la UNESCO como Bien de Patrimonio Mundial Natural.

Esta se encuentra a lo largo de municipios del Estado de México y Michoacán donde, además de recibir la migración y quedarse para su hibernación, también tienen su proceso de reproducción.


Con información SEMARNAT, CONABIO, CONANP y Gobierno de México.


__

POB/KPM