Este 20 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Osteoporosis, una enfermedad crónica y progresiva que se caracteriza por una disminución de la masa y un deterioro de los huesos, lo que representa el aumento de fragilidad y por ende el riesgo de sufrir fracturas. Aunque se pueden tomar diversas medidas de prevención.

No afecta exclusivamente a las mujeres, sin embargo es tres a cuatro veces más frecuente en ellas que en los hombres. El principal motivo es que, luego de la menopausia, los ovarios dejan de producir estrógenos, hormonas sexuales femeninas que contribuyen a mantener la estructura ósea, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿A qué se debe?

Se trata del tipo más común de enfermedad ósea, que muchas veces sucede sin una causa conocida y otras por cuestión hereditaria.

Algunos de los motivos, son:

  • No contar con suficiente calcio para formar nuevo tejido óseo ni Vitamina D
  • Una disminución de estrógenos por la menopausia en las mujeres y una diminución de testosterona al envejecer en los hombres
  • Estar postrado en una cama por una enfermedad prolongada
  • Bajo peso corporal
  • Tabaquismo
  • Trastorno alimentario
  • Ausencia de periodos menstruales por mucho tiempo
  • Alcoholismo

Medidas de prevención

Los especialistas aseguran que se debe de comenzar a prevenir desde la niñez, con el simple hecho de cerciorase de consumir una cantidad adecuada de Vitamina D (que ayuda a que se absorba mejor el calcio) y ejercicio físico moderado a intenso, así se promueve la mineralización ósea y se previene la desmineralización.

En la edad adulta es importante mantener una rutina de actividad física diaria y reducir la ingesta excesiva de alcohol y café, así como malos hábitos como el tabaquismo, de acuerdo a la Fundación Centro Diagnostico Nuclear de Argentina.

También se debe de llevar una alimentación sana y bien equilibrada para obtener los nutrientes importantes, por lo que se debe optar por consultar con un especialista.

__

POB/KPM