El 23 de octubre se celebra el Día Mundial de Acción para la Supervivencia Infantil. Nació como una iniciativa de Save the Children y la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el propósito de implementar y fomentar acciones para que la tasa de mortalidad de niños menores de cinco años fallezca por causas prevenibles.

Las cinco principales causas de defunciones de menores de un año en México, de acuerdo a datos del periodo de 1990 y 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), son:

  • 9%: Ciertas afecciones originadas en el periodo perinatal
  • 1%: Malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas
  • 6%: Neumonía
  • 5%: Síntomas, signos y hallazgos anormales clínicos y de laboratorio, no clasificados en otra parte
  • 7%: Diarrea y gastroenteritis de presunto origen infeccioso

Mientras que, en niños de 1 a 4 años, son:

  • 8%: Malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas
  • 6%: Accidentes de trasporte
  • 2%: Neumonía

En ese sentido, dos de estas causas que se pueden prevenir, son:

1 Neumonía: Es una de las enfermedades que más afecta a los menores de cinco años de edad, además es responsable del 15% de las muertes infantiles en el mundo, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud.

Los especialistas aseguran que la mejor manera de prevenir esta enfermedad es la vacunación. A la par, algunas otras medidas son la lactancia materna, evitar la exposición al humo de tabaco, ventilar espacios cerrados para depurar el aire, evitar transmisión de enfermedades con un correcto lavado de manos y evitar en medida de lo posible o retrasar las guarderías.

2 Diarrea y gastroenteritis: Se tratan de dos de las enfermedades más frecuentes en menores de edad, debido a la exposición viral, bacteriana y parasitaria que tienen, de acuerdo al Consejo de Salubridad General en México.

Como prevención especifica recomiendan la vacunación (rotavirus o GPI/HRV) y lavado de manos.

__

POB/KPM