El vishing es el nombre que se le puso al modelo de fraude que consiste en robar datos bancarios de un usuario, simulando que se trata de un empleado del banco a través de una llamada telefónica y/o de la propia entidad de crédito mediante mensajes de texto.

¿Cómo lo hacen?

La estafa comúnmente inicia con la llegada de un mensaje de texto donde le informan a la víctima sobre un cargo desconocido a una tarjeta de crédito e incluye un número telefónico para comunicarse, aunque en ocasiones los estafadores realizan la llamada directamente y se hacen pasar por empleados.

Algunos otros motivos por los que dicen haberse comunicado con la victima son promociones para cambiar los puntos por efectivo o un préstamo.

¿Cómo identificarlo y evitarlo?

1 Lo principal es comunicarse inmediatamente al banco donde se tiene la cuenta, por lo que se recomienda llamar únicamente al número telefónico que viene impreso en la parte posterior de la tarjeta.

2 Los estafadores suelen solicitar datos para autoidentificarse como clientes, como los números de tarjeta, fecha de vencimiento, NIP del cajero y CVV. El banco jamás solicita estos datos y menos completos, justamente por seguridad del cliente, suelen solo pedir los últimos cuatro dígitos del plástico y en ocasiones el NIP del cajero, pero nunca piden la fecha de vencimiento, ni el número completo de la tarjeta, y sobre todo jamás piden el CVV.

3Al momento que le informen a la persona que intenten estafar que hay un cargo que le piden reconocer, es mejor colgar y revisar en la app del banco si sale el saldo negativo o el detalle de la compra, de ser correcto se puede a proceder al primer punto aquí mencionado.

4También suelen pedir que los usuarios hagan ciertos pasos en la app de la entidad de crédito como retiros sin tarjeta que cobran los estafadores. Esto jamás lo pide realmente un banco.

5Otra de las estafas es confirmar los datos de la tarjeta virtual, pero al igual que en la tarjeta física, el banco nunca pide los detalles de esta.

 

6Es necesario tomar en cuenta que es muy poco común que las instituciones bancarias realicen llamadas para alertar sobre un cargo, puesto que la mayoría envían un mensaje o notificación cuando se realiza una compra.

7Una recomendación más es, si la app de la institución lo permite, apagar las tarjetas cuando no se usen y solo prenderlas cuando sea necesario utilizarlas, de esta forma nadie podrá usarlas aunque tenga todos los datos.

__

POB/KPM