Investigador del IFUAP gana Cátedra Marcos Moshinsky

Felipe Pacheco Vázquez, investigador del Instituto de Física “Luis Rivera Terrazas” recibió este reconocimiento por su trabajo en el campo de la Física de Materiales.

Por sus aportaciones en el área de la Física de Materiales, el doctor Felipe Pacheco Vázquez, investigador del Instituto de Física “Luis Rivera Terrazas” (IFUAP) de la BUAP y fundador del Laboratorio de Materia Granular y Fluidos Complejos, GrainsLab, ganó una de las cuatro Cátedra Marcos Moshinsky que anualmente se otorgan a destacados jóvenes investigadores mexicanos.

GrainsLab, fundado en 2014, desarrolla el estudio de fenómenos como gases granulares, terremotos, formación de estalagmitas, explosiones subterráneas o cráteres, y sobresale también por la formación de recursos humanos interesados en comprender la Física que subyace al comportamiento colectivo de los granos y de otros sistemas complejos.

Foto: BUAP

Gracias al apoyo de la Cátedra Marcos Moshinsky 2020, el investigador desarrollará experimentos a escala de laboratorio que permitan determinar bajo qué condiciones se pueden generar delgadas avalanchas de arena en la superficie de un cráter, con el fin de descifrar el mecanismo responsable de las enigmáticas franjas oscuras observadas en la superficie del planeta Marte (Dark slope streaks).

Además, el doctor Pacheco Vázquez estudiará la disipación de energía en colisiones de conglomerados granulares y su posible papel en la formación de protoplanetas. Por otra parte, analizará la coalescencia de gotas de líquidos miscibles en estado Leidenfrost (gotas levitantes) y su potencial aplicación en el área de microfluídica.

Desde su creación en 2011, la Fundación Marcos Moshinsky busca impulsar la ciencia en México, en especial a través de un programa de cátedras de investigación en Física, Matemáticas y las ciencias Químico-Biológicas, enfocado a jóvenes científicos mexicanos.

Foto: BUAP

Considerado pionero de la Física en el país, Marcos Moshinsky inició sus estudios de Física y Matemáticas en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Posteriormente, obtuvo los grados de maestro en 1947 y de doctor en 1949, en la Universidad de Princeton, Estados Unidos, bajo la asesoría de Eugene Wigner, Premio Nobel de Física 1963. Al regresar a México inició una larga y brillante carrera, convirtiéndose en el gran impulsor de la Física nuclear en América Latina.

 

 

 

--
POB/LFJ