El juez federal del Distrito de Columbia, de Estados Unidos, Emmet Sullivan, bloqueó la política impuesta en la administración de Donald Trump, que permitía la deportación de niños migrantes que cruzan la frontera sin sus padres.

El bloqueo ocurrió el miércoles 18 de noviembre, donde el juez, Emmet Sullivan, aseguró que no está convencido de los argumentos presentados por el gobierno para que continuara la política. Además, comentó que hay suficiente espacio en los centros, donde podrían estar alojados los menores.

La política había sido emitida a principios del confinamiento, en marzo del 2020, por los Centros para el Control y Protección de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) la cual establecía y autorizaba la expulsión inmediata de los menores no acompañados que cruzaran la frontera sur de manera ilegal.

Según la organización de derechos civiles American Civil Liberties Union (ACLU), desde marzo y hasta octubre, han habido alrededor de 13 mil menores que pudieron haber sido expulsados hacia México o su país de origen. Sin embargo, han sido, por lo menos, ocho mil las deportaciones de menores migrantes.

 

__

POB/PCL