Por unanimidad, el Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular, las reformas para erradicar la violencia digital contra mujeres, hombres, niñas, niños y adolescentes.

¿De qué trata?

Se aprobó reformar el Código Penal Federal para tipificar el delito de violación a la intimidad sexual e imponer una pena de tres a seis años de prisión y una multa de 500 a mil Unidades de Medida y Actualización a quien:

Video grabe, audio grabe, fotografíe, imprima o elabore, divulgue, comparta, distribuya o publique imágenes, videos o audios de contenido íntimo sexual de una persona que tenga la mayoría de edad, sin su consentimiento, aprobación o autorización.

La sanción aumentará cuando el delito sea cometido por el cónyuge, concubinario o concubina, o por cualquier persona con la que la víctima tenga o haya tenido una relación sentimental, afectiva o de confianza.

También se tipifica y sanciona el acoso, las amenazas e insultos, la vulneración de datos e información privada, así como la difusión de imágenes con contenido sexual sin consentimiento; así como textos fotografías o videos verdaderos o alterados a través de medios digitales, redes sociales, correo electrónico, aplicaciones o cualquier otro espacio digital.

Lo aprobado también obliga a las páginas de internet a bloquear contenidos y avisar de manera inmediata a los usuarios cuando incurran en violaciones.

Imagen
Imagen: Senado de la República

Sanciones a medios de comunicación

Además, se establece que los jueces y ministerios públicos podrán ordenar, de manera inmediata, que empresas como Facebook y Twitter o cualquier otra, interrumpan, bloqueen o eliminen los contenidos; y deberán avisar a quienes las compartan que el contenido será inhabilitado por orden judicial.

Con la Ley Olimpia Nacional, también se sancionará la violencia mediática, definida como todo acto a través de cualquier medio de comunicación, que de manera directa o indirecta promueva estereotipos sexistas, hagan apología de la violencia contra las mujeres, difundan mensajes sexistas, de odio y discriminación que cause daño psicológico, sexual, físico, patrimonial o feminicida.

Con la aprobación del Senado, el dictamen es devuelto a la Cámara de Diputados para su análisis y posible aprobación.

 

 

--
POB/LFJ