3 momentos de Merlí que dan una lección de filosofía (y de vida)

Este 19 de noviembre, se conmemora el Día Mundial de la Filosofía para estimular el pensamiento crítico e independiente.

Este 19 de noviembre, se conmemora el Día Mundial de la Filosofía, establecido así por la Unesco cada tercer jueves de noviembre, para estimular el pensamiento crítico e independiente para un mejor entendimiento del mundo, promoviendo la paz y la tolerancia.

La filosofía proviene de la palabra griega phílosophía, que significa "el amor a la sabiduría" y es uno de los campos más importantes del pensamiento humano, ya que aspira a llegar al sentido mismo de la vida, al estudio de la naturaleza de la realidad y de la existencia, y del comportamiento correcto e incorrecto.

A lo largo de tres temporadas, la serie catalana Merlí retrata cómo la filosofía está presente en situaciones cotidianas, por eso, te dejamos tres momentos de la serie que no solo dan lecciones filosóficas, sino de vida:

Pensar en otra realidad

Merlí es un profesor de Filosofía que anima a sus alumnos para que piensen con libertad y sean críticos con lo que la sociedad espera de ellos.

En esta búsqueda utiliza métodos de enseñanza poco ortodoxos como no seguir las lecciones de los libros de texto, dar la clase fuera del salón o hacerles reflexionar sobre sus propias vidas.

Salir de la zona de confort

Merlí cuenta el cuento de la vaquita que habla sobre un maestro sabio y su discípulo que encuentran en el bosque a una familia pobre.

El maestro le preguntó al padre de familia cómo le hacían para sobrevivir en esas condiciones y el hombre le respondió que tenían una vaquita que les proveía de leche que podían vender.

Al retirarse, el maestro le ordenó a su alumno que regresara a matar a la vaquita. El alumno, sin saber si hacía bien, fue a buscar a la vaquita y la empujó a un precipicio.

Años después el discípulo regresó a la casa para pedirle perdón a la familia pero encontró que la casa ya no era una cabaña. Estaba hecha de ladrillos, la familia vestía con ropa de calidad y tenía un jardín con plantas y flores. El padre de la familia le contó:

Nosotros teníamos una vaquita que cayó por el precipicio. Como vivíamos de ella tuvimos la necesidad de hacer otras cosas y poco a poco, descubrimos habilidades que no teníamos y ahora vivimos más cómodos que antes.

Valor de sí mismo

Una de las grandes luchas de Merlí es la de hacer entender a sus alumnos la importancia de aceptarse tal.

La lección del capítulo se basa en darse cuenta que, cada persona es única, con sus defectos y virtudes; y aprender que se puede estar delante del espejo sin juzgarse.

En la escena, Merlí le muestra a Joan, su alumno, un billete de 50 euros y le pregunta por su valor. Él responde que su valor es de 50 euros. Enseguida, Merlí arruga y aplasta el billete y pregunta nuevamente por su valor. La respuesta sigue siendo la misma porque por mucho que te pisen o te machaquen tú vales lo mismo.

La serie está disponible en Netflix.

 

 

--
POB/LFJ