Los festejos en torno a Navidad y Año Nuevo conllevan utilizar una gran cantidad de luces, lo que provoca un incremento de incendios; la mayoría relacionados a la mala instalación de los foquitos en el árbol navideño.

De acuerdo a Protección Civil (PC), estos accidentes aumentan hasta en un 50% durante la temporada, por ello aconsejan:

1 Procurar que los niños no hagan uso de juegos pirotécnicos, cerillos o encendedores.

 

2No utilizar veladoras, de hacerlo procurar alejarlas de cortinas, escarcha o árbol de Navidad.

 

3Desconectar los enchufes de aparatos eléctricos, árbol de navidad y nacimiento cuando no se utilicen.

 

4Observar que las luces navideñas no tengan alambres desgastados, focos quebrados, o conexiones sueltas.

 

5No colocar luces navideñas detrás de cortinas o debajo de alfombras.

 

6

Evitar las fogatas y quema de llantas.

 

7Si se decora la fachada con luces, asegurarse que son aptas para uso al aire libre. Este tipo de instalaciones deben tener cubierta protectora transparente y conectarse a un interruptor diferencial.

8 Adquirir luces navideñas y otros adornos eléctricos en lugares formales, que garanticen su calidad.

 

9Optar por luces LED que ahorran energía, duran más y se calientan menos.

 

10Si el árbol de Navidad es natural y le colocan un suministro de agua, deben mantenerse los cables y extensiones lejos de esta fuente de liquido.

 

¿Qué hacer en caso de accidentes?

Protección Civil recomienda acudir de inmediato al servicio médico de emergencia y por ningún motivo utilizar remedios caseros, en caso de alguna lesión o quemadura.

Ante cualquier emergencia, los ciudadanos pueden comunicarse al 911.

__

POB/KPM