El Día de los Inocentes o Día de los Santos Inocentes se celebra cada año el 28 de diciembre en conmemoración a la matanza que tomó lugar bajo las órdenes del Rey Herodes, en contra de decena de niños menores de dos años que vivían en Jerusalén, tras el nacimiento del niño Jesús.

No hay registro de una fecha precisa, sin embargo, la Iglesia Católica fijó el acontecimiento el 28 de diciembre.

En la antigua Europa Medieval, se adquirió la costumbre en “la fiesta de locos”, una celebración donde se festejaban los últimos días del año gregoriano y donde se hacían bromas extremas, lo que cobró muchas vidas y fue por eso que la iglesia lo reglamentó y se redujo a un solo día.

En la actualidad, las personas en México, acostumbran a jugar bromas pesadas o pedir dinero prestado, terminando con la frase “Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se puede prestar”.

10 mejores bromas del Día de los Inocentes

Aquí te dejamos algunas bromas para gastar este día, no necesitas mucho tiempo ni dinero:

1 Cambiar azúcar por sal

Es una broma muy común pero siempre funciona. Consta en cambiar el contenido de un azucarero por sal, para que cuando la víctima quiera endulzar su café (por ejemplo), le sepa horrible.

2 Cambiar la hora del reloj

También es de las clásicas, sin embargo, con esto de la tecnología, la mayoría de los aparatos digitales ponen la hora de forma automática, sin embargo puedes encontrar la forma de cambiar alarmas o la hora en el auto con el fin de sacar un susto.

3 La moneda

Consta en pegar una moneda al piso y ver cuántas personas caen y se agachan tratando de levantarla, mientras tu pasas un buen momento.

4 El billete

Es similar al truco de la moneda, sin embargo no debes pegar el billete al piso, sino que debes amarrarlo con un hilo muy delgado y lo más transparente posible, para que cuando la víctima se agache, tú lo jales y lo desequilibre.

5 El letrero

Para esta broma debes escribir en una hoja algo gracioso sobre la víctima y pegarlo en su espalda de manera que no se pueda dar cuenta. Así quien camine tras de la persona podrá leerlo y reírse, mientras que la víctima no sabrá por qué.

6 Asustar

También es clásico, sin embargo, aquí el reto será ver cuántas veces puedes asustar o sorprender a la víctima durante el día, ya sea escondiéndote y hacerlo saltar o simplemente hablándole fuerte de la nada. Deberás tener mucha creatividad para que no sea predecible.

7 Broma telefónica

Estas bromas suelen ser de forma o números anónimos, sin embargo, también puedes llevarlas a cabo desde un número conocido diciendo una mentira que fuese creíble como "estoy embarazada", "embaracé a mi novia", "me despidieron", "fui al doctor y me dijo que estoy muy enfermo", etc.

8 Dar toques

Para este si tendrás que comprar algún objeto que pueda dar toques de electricidad, de esos que venden en las tiendas de bromas, ya sea un encendedor, una pluma o una engrapadora e ir por tu oficina viendo quien cae.

9 El ratón no funciona

Para esta broma, deberás pegar un pedazo de papel debajo del mouse o ratón de la computadora para que el cursor en la pantalla no se pueda mover. Podrás divertirte mientras la víctima se da cuenta cual es el problema.

10 Papel transparente

Deberás colocar papel transparente —del que suelen ocupar en la cocina para envolver cosas y puedan conservarse un poco más— por encima de la puerta de alguien, esperando que al cruzar no se de cuenta y se estrelle ahí.

 

Recuerda que se trata de sacar sustos y divertirse un poco de manera sana, no de hacer daño a los demás.

 

__

POB/PCL