Este 3 de diciembre fueron liberadas, nuevamente, órdenes de aprehensión en contra Mario Marín, ex gobernador de Puebla, Kamel Nacif y Adolfo Karam, por el delito de tortura cometido contra la periodista Lydia Cacho en diciembre de 2005.

La organización Artículo 19 señaló que las órdenes giradas en abril de 2019 fueron canceladas en noviembre gracias a un amparo otorgado por el Tercer Tribunal Colegiado de Circuito en Cancún, Quintana Roo. Sin embargo, tras revisar el caso, María Elena Suárez Préstamo, magistrada del Primer Tribunal Unitario, volvió a girar las órdenes de captura.

De acuerdo con Artículo 19, los tribunales que otorgaron los amparos todavía pueden revisar y determinar si las órdenes giradas cumplen con los parámetros prescritos en su decisión de proteger a Marín y Nacif.

Para Lydia Cacho y ARTICLE 19, la resolución de la Magistrada es un importante avance para garantizar verdad, justicia y reparación que debe culminar en una pronta captura de los autores intelectuales de los crímenes y violaciones a derechos humanos cometidos contra la periodista y activista, señala el comunicado.

En 2019, Lydia Cacho acusó a la Fiscalía General de la República (FGR) de haber sido omisa para concretar la captura contra Mario Marín, Kamel Nacif y otras dos personas por el delito de tortura en su contra.

De acuerdo con la periodista, la FGR no emitió la alerta roja a Interpol para la detención del ex gobernador de Puebla y el empresario Kamel Nacif, vinculado con la pornografía infantil.

Por ahora, el único sentenciado por el delito de tortura contra la periodista es Juan Sánchez Moreno, ex jefe de Mandamientos Judiciales de Puebla.

 

--
POB/LFJ