Las últimas semanas se han cancelado decenas de vuelos que operaría la compañía Interjet en territorio mexicano han sido cancelados por los problemas económicos que acarrea la aerolínea desde hace unos meses, dejando varados a cientos de pasajeros en terminales aéreas.

El principal causante de este problema para la aerolínea es la falta de liquidez que tiene, y la falta de pago por suministro de turbosina a Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), inclusive el pasado 30 de octubre, la paraestatal presentó una demanda hacia Interjet solicitando el pago de 1.5 millones de pesos por concepto de combustibles.

¿Qué es la turbosina?

La turbosina es el combustible más utilizado por los aviones que utilizan motores impulsados por turbinas de gas para poder volar. Este combustible es un tipo de queroseno proveniente del destilado intermedio del petróleo.

Avión de interjet
Foto: Wikimedia Commons

Este combustible cuenta con un octanaje no menor a 130, muy alta en comparación a la gasolina para coche, pues la gasolina regular tiene 87 octanos y la premium 91. La principal diferencia con el combustible que utilizan los automóviles es el punto de congelación, pues la turbosina se congela a temperaturas menores a los -47°C, haciendo este combustible ideal para las condiciones de vuelo.

Y, ¿cuántos litros de turbosina gasta un avión en un vuelo? Pongamos de ejemplo la ruta Puebla - Tijuana, con una distancia recorrida de 3,000 kilómetros, un Airbus 320 neo gastaría alrededor de 15,000 litros de combustible, un promedio de 3 litros por pasajero cada 100 kilómetros recorridos.

¿Cuánto cuesta?

De acuerdo con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), en América Latina se vende en 6.67 pesos por litro. Por tanto, operar el vuelo Puebla - Tijuana le costaría a una aerolínea 10,010 pesos comprar el combustible para volar dicha ruta.

Aunque, cabe mencionar que los precios de combustible actualmente se encuentran en un bajo precio, pues en diciembre de 2019, el precio por litro de turbosina rondaba los 10 pesos, lo que representaría un aumento del 33% de costo operacional para las aerolíneas.

¿Quiénes son los principales productores?

Antes que la Reforma energética fuera aprobada en 2013, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), una empresa paraestatal era la única compañía que distribuía turbosina con petróleo que PEMEX les proveía.

Tras la reforma, compañías internacionales como Gulf, British Petroleum, World Fuel Services, Shell y Vitol comenzaron a firmar contratos con aerolíneas que operan en los diferentes aeropuertos de México para ser sus proveedores de combustible.

De acuerdo con Mauricio Arellano, Director General de ASA, durante 2019, el 45% de turbosina comercializada en el país fue proveída por empresas extranjeras, quienes importan sus productos del extranjero.

 

 

___
POB/RPC