De acuerdo con el reporte "Los pagos, el comercio y la vida después de la cuarentena de COVID-19" elaborado por MasterCard, 58% de los mexicanos han dejado de usar efectivo para sus compras durante la pandemia.

El reporte busca detectar el cambio de mentalidad en cuanto a los hábitos de compras en América Latina y el Caribe, en el estudio participaron 13 países de la región.

En el estudio indican que el 58% de los mexicanos dejaron de hacer compras con dinero en efectivo durante la pandemia y prefirieron hacer uso de tarjetas de débito y crédito, aplicaciones de celular o tarjetas departamentales.

Detallando la reducción del uso de efectivo, el 36% de los mexicanos encuestados redujeron sus compras con efectivo entre el 1 y 20% de las transacciones que hacen y el 25% redujo en más del 21% de las compras con billetes y monedas.

Los mexicanos han dejado de usar el dinero en efectivo como la principal forma de pago ya que el uso de tarjetas bancarias o pago a través de celulares

A pesar que casi 6 de cada 10 mexicanos dejaron de ocupar dinero en efectivo para hacer sus sus compras, en la región únicamente presenta mejores cifras que Panamá, Brasil y Chile.

Por otra parte, los países en los que se presentaron mayores cifras son Colombia donde el 74% de los ciudadanos redujeron el uso de efectivo, Puerto Rico con 71% y República Dominicana 68%

Tarjeta de crédito, la favorita de los mexicanos

El estudio también revela que la tarjeta de crédito es el método de pago favorito para los mexicanos, pues el 40% de los encuestados afirmó usarla como método de pago para compras en tiendas físicas.

El porcentaje de transacciones completadas con tarjeta de crédito aumenta cuando se trata de compras por internet, pues el 43% de mexicanos optan por un pago con tarjeta de crédito, dejando de lado herramientas como PayPal, transferencias bancarias o Mercado Pago.

Lee también: ¿Cómo funciona PayPal?

El estudio concluye que los bancos y productos financieros deberán reforzarse en los próximos años, pues la región se encamina a un uso más constante de tecnologías y dejar de usar billetes y monedas.

"La próxima ola de productos y servicios financieros debe alinearse con la mentalidad de planeación financiera que han empezado a desarrollar los consumidores para ayudarlos a restablecer un sentido de seguridad financiera y de esperanza en el futuro".

 

 

___
POB/RPC