En la actualidad comprarse un automóvil, reformar la casa, pagar los estudios son unos de las causas principales para pedir un crédito o préstamo personal, pero recuerda que para pedir estos préstamos tienes que cumplir algunos requisitos importantes, así que conócelos y obtén tu crédito rápidamente. Entre estos requisitos tenemos:

  • Debes tener constancia de trabajo o solvencia económica: Apta para poder pagar ese préstamo.
  • Tu edad es muy importante: Debes tener entre 25 y 65 años de edad para que te puedan aprobar tu crédito.
  • Deberás presentar un comprobante de residencia: Con el nombre del principal accionista o en su caso el nombre de una empresa.
  • Tienes que tener como mínimo dos años en tu domicilio.
  • Debes llenar la solicitud de otorgamiento del crédito: Al acudir al banco obtienes tú crédito llenando la solicitud correspondiente que te da el banco.
  • Necesitas demostrar que estás afiliados al Registro Federal de Contribuyentes: Por lo menos dos años de antigüedad, en algunos casos piden hasta cuatro años.
  • Lo más importante que debes tener es una contabilidad positiva: Donde se demuestre tus estados financieros y la declaración de impuestos.
  • Si el crédito es para tu empresa: Es importante que lleves un acta constitutiva de la empresa y el poder legal de la misma.

Claves para que obtengas tu crédito de una manera fácil y sin complicaciones

Pide lo justo: Te recomendamos que nunca pidas más dinero de lo que necesitas.

En tiempos pasados pedir un préstamo era muy usual que la entidad bancaria te brindase una cantidad muy superior a la que tu pedías, de esta forma si ibas arreglar la sala de tu casa terminabas arreglando o reformando casi todo tu hogar.

Actualmente, esto cambio muchísimo, tanto los bancos como los clientes ya no piden ni conceden esos grandes préstamos, solo te darán lo necesario y justo lo que solicites.

Esto se debe a que si pides una cantidad superior a la que necesitas, a la hora de pagar ese crédito tendrás intereses y comisiones superiores al monto final.

Por eso que cuando pidas un crédito personal te recomendamos pedir lo justo, evitando asi generar una deuda mayor a la que estimas.

Cancela tu crédito lo antes posible: Cuando el banco donde pidas el crédito te pregunte el tiempo que quieres terminar de pagar, responde que sea el menor tiempo posible.

Tienes que tener en cuenta tus ingresos, para poder asegurar que puedes pagar tus cuotas completamente y a tiempo.

Te recomendamos que hagas tus cálculos, para que puedas ajustar los plazos de pagos lo máximo que puedas.

Ya que si tardas más de lo debido, el banco tendrá menos seguridad en ti y los interese serán mucho más elevados.

Uno de los factores que más recomiendan es el precio de los créditos, al contrario que si pagas cuotas mayores en un tiempo menor, cancelaras el préstamo mucho antes y te reflejará mucho más económico.

Argumenta tu crédito: A la hora de pedir tu crédito, la mayoría de los bancos te preguntaran para que quieres el crédito o en que lo vas a invertir, esa información es por la seguridad de la entidad bancaria.

Ya que para ellos no es lo mismo que lo pidas para pagar deudas anteriores que para comprarte una casa, es por eso que los bancos dan créditos específicos para un fin concreto.

Todos los créditos cuentan con ciertas condiciones, si vas a comprar un coche, reformar tu hogar o para estudiar, esos créditos cuentan con ventajas y condiciones especiales.

Es por eso que debes asesorarte primero antes de pedir ese tipo de créditos, ya que debes llevar ciertos tipos de documentos correspondientes a ese tipo de crédito, los documentos varían según el tipo de crédito que pidas.

No solicites varios créditos a la vez: Esto te generaría muchas consultas en el historial de tus créditos, y disminuye tu calificación.

Otro error que cometen algunos usuarios es abrir muchas cuentas de crédito al mismo tiempo, esto reduce rápidamente la edad promedio de tus cuentas.

Tu calificación crediticia disminuirá y los créditos tardaran para aprobarlos.

Prestamos en línea: Una de las formas más rápidas de pedir un crédito es vía online, los préstamos en línea te ofrecen grandes ofertas y promociones para los clientes nuevos.

Ellos te ofrecerán préstamos sin intereses ni honorarios, solo para nuevos clientes, estos créditos cuentan con unas restricciones en los montos máximos permitidos y los plazos de devolución aceptada.

Este tipo de préstamos inmediatos sin las tasas de intereses son la mejor alternativa de inversión sin costos con la que puedes solucionar problemas determinados por falta de dinero.

Este tipo de créditos son los más rápidos en obtener y la aprobación es casi de inmediato.

--
POB/JCSD