Congreso de Puebla
Foto: Juan Carlos Sánchez

La LX Legislatura del Congreso del Estado avaló, por mayoría de votos, el Dictamen con Minuta Proyecto de Decreto remitido por el Senado de la República, para reformar los artículos 108 y 111 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de fuero.

A través de las reformas al artículo 108 Constitucional se establece que, durante el tiempo de su encargo, el Presidente de la República podrá ser imputado y juzgado por:

  • traición a la patria
  • hechos de corrupción
  • delitos electorales
  • todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano común.

La diputada Vianey García consideró que la propuesta del Ejecutivo Federal busca poner piso parejo para eliminar los privilegios y la impunidad de los gobiernos, al disponer que el Presidente de la República pueda ser juzgado por traición a la Patria y por delitos graves del orden común.

Opinó que, con la aprobación de las reformas Constitucionales, se da un paso importante para evitar la justicia selectiva, haciendo responsable al Presidente de la República de cualquier delito, en cualquier momento, tal como ocurre con todas y todos los ciudadanos.

En sus posicionamientos, la diputada Guadalupe Esquitín Lastiri y Carlos Alberto Morales Álvarez coincidieron al referir que las reformas constitucionales solo amplían el catálogo de delitos por los que puede ser enjuiciado el Presidente de la República.

En sus participaciones, el diputado Raúl Espinosa Martínez y la legisladora Mónica Rodríguez Della Vecchia externaron su desacuerdo al Dictamen, por las reformas al artículo 111 que estipulan que para proceder legalmente contra el Presidente de la República se debe contar con la aprobación de la Cámara de Senadores.

Con la aprobación de las reformas Constitucionales, Puebla se convierte en la décima entidad federativa en aprobar el Dictamen enviado por el Senado de la República a las legislaturas locales para sus efectos constitucionales.

 

--
POB/LFJ