El Gobierno Municipal de Puebla anunció que tras el decreto estatal se redujo la instalación de vendedores ambulantes en la capital poblana en un 50 por ciento.

Esta reducción corresponde al primer día de entrar en vigor el estado de alerta máxima emitido por el Gobierno Estatal, el cual se prolongará hasta el 11 de enero de 2021.

Lee también: Anuncian nuevo cierre de negocios no esenciales en Puebla

Asimismo, el Ayuntamiento informó que se han suspendido todas las actividades relacionadas con festividades navideñas y los mercados temporales que se habían colocado con venta de la época.

El secretario de Gobernación y presidente del Comité de Seguimiento del Ayuntamiento de Puebla, René Sánchez Galindo aseguró que se tomarán las medidas para retirar a los vendedores: "Es necesario aplicar el reglamento, tanto desde la persuasión como del uso racional -pero también legítimo- de la fuerza pública, sin caer en provocaciones".

De acuerdo con el Comité de Seguimiento del Ayuntamiento de Puebla, el 49% de los establecimientos mercantiles del Centro Histórico no acató las disposiciones de cierre, por lo que continuarán invitando a los dueños a cerrar sus tiendas.

Finalmente, informaron que se realizaron cuatro clausuras de negocios en el Centro Histórico: a un espacio de venta de artesanías, un restaurante-bar, un local de venta de aparatos electrodomésticos y una obra en proceso de construcción.

 

 

___
POB/RPC