Por el alza de contagios de COVID-19 en Puebla, la Central de Abastos optó por suspender temporalmente los servicios complementarios en un 90% a partir de este 31 de diciembre de 2020; con esta medida se espera apoyar a disminuir la propagación del virus.

De acuerdo a José Armando Huerta, secretario general de la Central de Abastos de Puebla, los servicios que disminuirán, son:

  • Ambulantes
  • Alimentos preparados
  • Estibadores
  • Diableros
  • Taxis
  • Camionetas de acarreo
  • Sectores de herradura grande y chica
  • Área de subasta grande y chica
  • Área de flores
  • Canal de hierbas

Reiteró que la decisión se tomó tras hablar con los dirigentes de cada zona y aceptaron la reducción, aunque tendrán presencia en un 10%, por lo que garantizan sus labores el 31 de diciembre y los primeros 15 días del 2021.

“Hemos decidido suspender temporalmente las actividades, como medida de prevención, para evitar que siga creciendo el número de contagios y preservar la vida humana”, aseveró.

En días previos, el Gobierno del Estado lanzó un decreto para suspender actividades no esenciales y regular las demás, con el fin de evitar aglomeraciones.

 

__

POB/KPM