Alumnos de la Licenciatura en Gastronomía de la BUAP han comenzado un proyecto que tiene como principal objetivo obtener harinas a partir de desechos de frutas y hortalizas para preparar alimentos como cupcakes, bolillos y pastas, con menores calorías y más fibra.

El proyecto, es parte del Programa Delfín uniendo a los estudiantes de Gastronomía de la BUAP con alumnos de la  Universidad Autónoma de Nayarit en el cual obtienen harinas a partir de desechos de frutas y hortalizas para preparar alimentos como cupcakes, bolillos y pastas, con menores calorías y más fibra.

El proyecto es comandado por la profesora de Gastronomía Teresa Gladys Cerón Carrillo, quien asegura que al utilizar el bagazo generado por frutas como la naranja y plátano o verduras como la coliflor o nopales se evita la generación de basura promoviendo la reutilización y se generan alimentos más saludables.

Los resultados demostraron que a los que se le agregó 30 por ciento de harina de nopal tuvieron un total de 132 calorías, 28 gramos de hidratos de carbono, 3.9 gramos de fibra, 4 gramos de proteína y 0.3 gramos de lípidos, mientras que los bolillos de harina de trigo tenían 170 calorías, 34 gramos de hidratos de carbono, 0 gramos de fibra, 4 gramos de proteína y 0.3 gramos de lípidos.

La utilización de estas harinas ha representado una disminución en contenido calórico de hasta 29%, lo que otorga beneficios en la dieta de los consumidores.

El siguiente paso para este proyecto es experimentar con más y nuevas texturas, sabores y colores, así como hacer una mezcla de estas harinas para preparar pasteles y que puedan ser comercializables, para obtener un producto más estable y que les guste a las personas.

 

 

__
POB/RPC