Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dio a conocer que se contagió de COVID-19, aunque permanecerá trabajando desde el Palacio Nacional.

Hasta este domingo 24 de enero, el presidente mantuvo su actividad encabezando programas sociales. Por ejemplo, el sábado estuvo en Linares, Nuevo León; y este domingo 24 en Moctezuma, San Luis Potosí, donde inauguró una sede de la Guardia Nacional.

En la conferencia de prensa vespertina de este 24 de enero de 2021, José Luis Alomía Zegarra, director general de epidemiología, aseguró que López Obrador se encuentra monitoreado por un grupo de especialistas encabezados por el Doctor Jorge Alcocer Varela, Secretario de Salud.

"Al presidente se le dará la mejor atención que hay disponible en el país y mantendrá sus actividades de manera remota", externó.

Además, comentó que se está realizando un estudio para darle seguimiento a las personas que tuvieron contacto con el presidente durante los últimos días, sobre todo quienes estuvieron a menos de dos metros de distancia y convivieron por al menos 20 o 30 minutos con él, con el propósito de pedirles resguardarse en casa hasta realizarse la prueba para evitar la propagación del virus.

De acuerdo al mismo presidente a través de Twitter, al momento se encuentra estable, con síntomas leves y bajo tratamiento médico.

Asimismo, informó que las “mañaneras” continuarán sin él, puesto que quedarán a cargo de la Doctora Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, con el propósito de seguir brindando la información diaria como se había estado haciendo.

En tanto, permanecerá en aislamiento y al pendiente de sus labores desde el Palacio Nacional, incluso detalló que este lunes 25 de enero de 2021 sostendrá una llamada telefónica con Vladimir Putin, presidente de Rusia, para tratar el tema de el arribo de la vacuna Sputnik V a México.

__

POB/KPM