Este martes 12 de enero, México recibió un nuevo embarque con 439 mil 725 dosis de vacuna contra el virus SARS-CoV-2 de la farmacéutica Pfizer-BioNTech.

Este lote será distribuido de forma terrestre por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a seis estados: Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala y la aplicación comenzará a partir del 13 de enero.

En conferencia de prensa, José Antonio Martínez García, secretario de Salud en Puebla, mencionó que Puebla recibirá más de 10 mil dosis para vacunar, por el momento, al personal médico que está en activo en 37 hospitales COVID-19.

Ya están las rutas programadas. Vamos a empezar con 37 unidades; estas son aquellos hospitales que dan servicio a pacientes con COVID. Ya tenemos toda la logística operativa, todo el proceso con las brigadas de vacunación, ya están en todos los hospitales”.

Aunque no especificó el lugar de recepción de las vacunas, el secretario de Salud comentó que ya se tienen listas las brigadas que harán el trabajo, pues una vez que se abran las cajas que las transportan, se tendrá alrededor de cinco horas para aplicarlas.

Lee también: Así será el protocolo de vacunación en Puebla

Explicó que las vacunas de Pfizer-BioNTech se trasladan en cajas especializadas con sensor de temperatura y hielo seco. La vacuna requiere estar a una temperatura de menos 70 grados centígrados y su manipulación necesita un equipamiento especial como uso de guantes térmicos y caretas.

El doctor José Antonio Martínez señaló que antes de su aplicación, la temperatura de la vacuna debe disminuir para utilizar un solvente y preparar la dosis.

Debe estar entre dos y ocho grados centígrados para iniciar la aplicación de la misma. Una vez abierta la caja, tenemos cinco horas para la aplicación. Por eso hay que estar sumamente coordinados ya con todos los compañeros de primera línea que se van a vacunar”.

Las personas que reciban la dosis estarán bajo vigilancia durante 30 minutos para observar si se presenta alguna reacción alérgica.

Existe un compuesto de la vacuna que se llama polietilenglicol que es un vehículo para la absorción y este compuesto puede provocar alergias, por lo tanto, debemos estar al pendiente de que ninguno de nuestros compañeros tenga una reacción alérgica”.

Según el secretario de Salud, Puebla cuenta con una red fría para mantener las charolas de vacunas durante cinco o seis días; y cuenta con ultracongeladores para almacenar –aproximadamente– 100 mil vacunas que pueden durar hasta cuatro o cinco meses.

Así lo informó

 

 

--
POB/LFJ