Este 12 de enero entró en vigor la Ley de Teletrabajo en México –conocida como “Ley de Home Office”– en donde se establecen nuevas medidas para los trabajadores que realicen actividad laboral desde casa.

La ley contempla derechos y obligaciones tanto para trabajadores y empleadores. Define el teletrabajo como:

Una forma de organización laboral que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, en lugares distintos al establecimiento del patrón, por lo que no se requiere la presencia física de la persona trabajadora”.

Con la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF), ahora la Secretaría de Trabajo y Previsión Social tendrá hasta 18 meses para publicar una Norma Oficial Mexicana (NOM) sobre obligaciones en materia de seguridad y salud para esta modalidad.

Aquí presentamos los puntos más importantes sobre la nueva ley:

1. Derecho a la desconexión

Los trabajadores tienen derecho a desconectarse una vez concluida la jornada y podrán no atender llamadas, mensajes o correos que lleguen después del horario laboral.

2. Pago proporcional de servicios

Empleadores deberán pagar servicios y brindar herramientas para el trabajo. Por ejemplo, al trabajar desde casa, el patrón deberá contribuir con una parte del recibo de luz e internet. Además de dar equipo necesario para el teletrabajo como sillas ergonómicas, computadoras, impresoras, entre otros.

3. Herramientas de trabajo

Los trabajadores deberán cuidar de los equipos, materiales y útiles que le sean proporcionados para su actividad laboral, así como informar sobre los costos de internet y consumo de electricidad, derivados del teletrabajo.

4. Nuevo contrato laboral

Las nuevas condiciones deberán establecerse en un contrato laboral. El cambio en la modalidad de presencial a teletrabajo deberá ser voluntario y establecido por escrito. En todo caso, se tendrá derecho a la reversibilidad a la modalidad presencial. La modalidad de teletrabajo formará parte del contrato colectivo de trabajo, que en su caso exista entre sindicatos y empresas.

5. Salario

El sueldo del trabajador que realiza home office no podrá ser menor respecto de los que trabajan de manera presencial. Además, deberá ejercerse con perspectiva de género que permita conciliar la vida personal y la disponibilidad de las personas trabajadoras.

 

 

--
POB/LFJ