Cada año, la noche del cinco de enero se celebra la tradición de el Día de Reyes, en donde los niños esperan con ansias los regalos que los Reyes Magos les van a traer.

La historia que comúnmente se conoce de los Reyes Magos fue es sobre Melchor, Gaspar y Baltasar, quienes siguieron una estrella que los guio a Belén (de ahí el nombre de la Estrella de Belén), para el nacimiento del niño Jesús, llevándole tres regalos: oro, incienso y mirra.

Sin embargo, el único texto bíblico en el que se menciona a los Reyes Magos es en el Evangelio de San Mateo, que no hace referencia al número de magos, ni su calidad de reyes.

Otras leyendas

Según la página de National Geographic, los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar aparecieron por primera vez en el mosaico del siglo VI en la basílica de San Apolinar el Nuevo en la ciudad italiana de Ravena.

Según un manuscrito del siglo XIII, se creía que los Magos podían proteger contra la epilepsia y bastaba con rezar una breve oración al oído de un enfermo pronunciando el nombre de los tres Reyes para curarlo. En algunos puntos de Europa, el día 6 de enero se inscribían sus iniciales, GBM, en todas las puertas de las casas y en los establos para salvaguardar a las personas y a los animales contra el ataque de demonios y brujas.

Sin embargo, existen otras leyendas o teorías acerca de los Reyes Magos, como que hubo cuatro, en lugar de tres o que pudieron ser hasta doce.

Cuatro Reyes Magos

El cuarto Rey Mago, Artabán, fue mencionado en el escrito del teólogo presbiteriano estadounidense, Henry van Dyke en 1896, llamado El otro Rey Mago (The other Wise Man, nombre original).

El relato dice que Artabán recibió el mensaje de los otros Reyes Magos, quienes le informaban el nacimiento del Mesías y que era invitado a emprender el viaje hacia Jerusalén, desde Borsippa, así que Artabán tomó su caballo y eligió un zafiro, un rubí y una perla como regalos para Jesús.

Cuando Artabán estaba a punto de encontrarse con Melchor, Gaspar y Baltazar se tropezó con un hombre que había sido golpeado, despojado de sus pertenencias y al borde de la muerte, por lo que el cuarto Rey Mago no dudó en entregarle el zafiro y también lo ayudó a curarlo.

Un comerciante le informó que los otros Reyes Magos tuvieron que partir, pero que debía guiarse por la Estrella de Belén, por lo que él tuvo que ir por su cuenta. El astrónomo del Centro Europeo de Astronomía Espacial, Mark Kidger, sostiene que Artabán pudo haberse perdido en el camino, ya que una semana antes del nacimiento, la Luna estuvo en conjunción con la estrella y tapaba la luz, sin embargo, siguió.

Al llegar a Jerusalén, no tuvo noticias de los demás, sin embargo, se enteró de la persecución del Rey Herodes contra todos los niños menores de dos años y al ver como un soldado estaba a punto de fusilar a un pequeño, le ofreció al militar el rubí a cambio de la vida del niño. Sin embargo, el jefe del soldado se dio cuenta del trato y encarceló a Artabán, quien permaneció preso más de 30 años.

Al salir de la cárcel, decidió entregarle el último regalo que tenía, la perla, a una esclava que iba a ser juzgada a pocos metros de donde acababa de ser crucificado Jesucristo.

Finalmente, el astrónomo fue recompensado por Jesús cuando éste decide hablarle después de su muerte, y según relata Van Dyke, "a pesar de haberle sido negada la realización de su mayor anhelo, Artabán encontró el éxito". Es decir, no pudo llegar con el niño Dios en vida, sin embargo, se dice que Artabán murió en los brazos de Dios.

Doce Reyes Magos

Esta versión ha sido avalada por la Iglesia ortodoxa siriana y la Iglesia apostólica armenia, que eran doce como los apóstoles y las doce tribus de Israel.

En una entrevista realizada por la BBC, a un hombre originario de Tur Abdin (una región de Turquía) cuenta una leyenda local, que cuando apareció la, ahora conocida, Estrella de Belén, doce reyes del este se reunieron ahí y que únicamente tres de ellos fueron elegidos para ir a Belén.

También dice que Miguel el Sirio o Miguel El Grande, un ortodoxo de la Iglesia ortodoxa siriana reconoce a 12 Reyes.

__

POB/PCL