OPINIÓN: Lo que dejó la inédita temporada de NFL

formación escopeta

Llegamos a la época en la que todos somos fanáticos de la NFL con la llegada del Super Bowl. Pero antes de hablar sobre el juego del “súper domingo”, repasemos qué dejó la inédita temporada 2020.

1. Casos por COVID-19

En la historia de la liga, por primera vez, la temporada inició sin público. Debido a la pandemia por COVID-19, la NFL realizó una serie de protocolos para evitar los contagios y conforme fue avanzando el calendario, algunos equipos pudieron recibir algunos aficionados.

Para la postemporada, la liga permitió que los partidos tuvieran público y la entrada, en promedio, fue de 6,500 aficionados.

El reto para mantener a las organizaciones dentro de la “burbuja de seguridad” fue mayor. De agosto a noviembre, la liga realizó más de 623 mil pruebas, de las cuales solo 329 fueron positivas.

Pasó de realizar pruebas días previos al partido a realizarla horas antes del encuentro y realizar un rastreo de contactos de alto riesgo.

También impuso sanciones a entrenadores por no usar cubrebocas en los partidos; a las franquicias por violaciones al protocolo de sanidad; a jugadores por la realización de eventos. El equipo más sancionado: Raiders, quien al final desembolsó 1.2 millones de dólares y una selección del Draft.

Según la Asociación de Jugadores, las plazas que representaron mayor riesgo por el número de casos que se registraron fueron:

  • Los Angeles
  • New York
  • Dallas
  • Arizona
  • Chicago.

2. Los que regresaron luego de 25 años

En esta temporada, vimos el regreso de Buffalo Bills y Cleveland Browns a la postemporada. Ambos equipos no figuraban desde la década de los 90 y consiguieron, de la mano de sus jóvenes quarterbacks, avanzar las rondas.

Bills, que terminó líder de su división, dejó en el camino a Colts y Ravens para llegar hasta la final de Conferencia donde se enfrentó a Chiefs. Mientras que Browns calificó como Comodín eliminó a Steelers y luego cayó precisamente ante Chiefs.

3. Los que se retiran

Philip Rivers, quarterback de Colts, anunció su retiro de la NFL luego de 17 temporadas.

Rivers pasó 16 años como mariscal de campo en Los Angeles Chargers y su último año lo jugó en Indianapolis Colts.

De 39 años, Rivers se retira de la liga siendo el quinto quarterback en la historia de la NFL con 63,440 yardas aéreas, detrás de Drew Brees, Tom Brady, Peyton Manning y Bret Favre.

El ala cerrada Greg Olsen, tres veces llamado al Pro Bowl, informó que ya no jugará más y se convertirá en analista de la liga en Fox Sports.

Olsen de 35 años, jugó con Bears, Panthers y Seahawks. Con este último equipo disputó apenas 11 partidos debido a una lesión en el pie.

4. Los que dejan dudas

Luego de su fracaso en postemporada, Ben Roethlisberger de Steelers, Drew Brees de Saints y Aaron Rodgers de Packers dejaron más dudas que certezas.

Drew Brees, de 42 años, es el segundo quarterback con mayor edad. En la reciente temporada estuvo fuera unas semanas debido a múltiples fracturas en las costillas.

Aunque regresó en la recta final, los Saints perdieron el partido de ronda divisional a manos de Tom Brady y los Buccaneers y el futuro de Brees es incierto. En marzo, se convertirá en agente libre pues en 2018 firmó un contrato por 2 años a cambio de 50 millones de dólares.

Tras su segunda derrota consecutiva en el juego de Campeonato, también frente a Buccaneers, Aaron Rodgers declaró tener un “futuro incierto” dentro de la organización Green Bay Packers. Dos días después, aceptó que tiene razones para pensar que volverá a Green Bay, equipo en el que ha estado 16 años. “Pero mira, no hay muchos absolutos en este negocio”.

Desde su único Super Bowl, en 2010, Rodgers y los Packers han llegado en cuatro ocasiones a una Final de Conferencia; sin embargo, todas las han perdido.

Steelers tuvo una temporada increíble, llegó a la marca de 11-0 y su camino parecía ser el campeonato. Pero no fue así. Dos derrotas consecutivas contra Browns, una de ellas el juego de comodines, tiró las esperanzas de regresar a un Super Bowl.

Para el siguiente año, la organización carga con un reducido tope salarial, del cual 40% representa el salario de su quarterback Ben Roethlisberger.

El plan de Steelers no solo se basará en el nivel de juego, sino de acomodar sus finanzas. De acuerdo con analistas, el equipo podría reducir la carga de Big Ben en 2021: el retiro o la reestructuración de su contrato para distribuir su salario base y bono de plantilla.

5. Tampa el primero en jugar Super Bowl en casa

Con el triunfo en Lambeu Field, Tampa Bay se convierte en el primer equipo que jugará un Super Bowl en su propio estadio.

Por ende, Tom Brady es el primer quarterback en lograrlo; algo que le ha valido ser llamado “el mejor” de la historia en la liga. Será su décima aparición en un Super Bowl y está a un paso de conseguir su séptimo anillo.

Punto Extra: Luego de terminar esta columna, Jason Witten anunció su retiro de la NFL. El ala cerrada pasó 17 años en la liga y desea retirarse con Cowboys; para eso, firmaría un contrato de un día con Dallas para retirarse como miembro suyo, cuando su contrato con Las Vegas Raiders expire.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Lizeth Flores Jácome es periodista, jefa de edición de Poblanerías. Tiene una amplia experiencia en la cobertura de eventos nacionales e internacionales. Desde foros, procesos electorales, ferias y justas deportivas.

--
POB/LFJ