La vinculación entre las casas de apuestas y el futbol mexicano es evidente. 16 de los 18 equipos de la primera división cuentan con una casa de apuestas como patrocinadores, únicamente Monterrey y Tigres, dos de los equipos con mayor presupuesto de la Liga pueden no vincularse con casas de apuestas.

En la Liga de Expansión 11 de los 14 equipos publicitan en sus uniformes casas de apuestas. Morelia, Mineros de Zacatecas y Alebrijes de Oaxaca son la excepción de la regla.

Además, la Liga MX tiene un acuerdo comercial con Caliente MX para ser considerada su casa de apuestas oficial de la competencia.

La reglamentación de la Dirección General de Juegos y Sorteos tiene únicamente 2 prohibiciones para publicitar las casas de apuestas: no pueden promover explícitamente las apuestas y deben mencionar que están prohibidas para menores de edad.

En otros países

La regulación en México está muy atrasada en comparación con otros países. En Italia, por ejemplo, desde julio de 2019 está prohibida toda la publicidad de casas de apuestas en el futbol.

En el Reino Unido, el Consejo de Apuestas y Juegos (GBC por sus siglas en inglés ha implementado el programa 'Whistle to whistle', con el cual se prohiben los anuncios de casas de apuestas 5 minutos antes que empiece el evento y hasta 5 minutos después que termine.

Esta medida ha disminuido en un 97% la cantidad de publicidad sobre casas de apuestas que ven los menores de edad, lo que repercute en disminuir la probabilidad de convertirse en apostadores.

En México

Poblanerías analizó la transmisión del partido Puebla contra Tijuana correspondiente a la Jornada 4 de la Liga MX que fue transmitido por Azteca 7.

Durante el partido, los comentaristas realizaron 6 menciones de casas de apuestas acompañadas con gráficos en la transmisión, un promedio de uno cada 15 minutos.

Puebla 0-1 Xolos
Captura de pantalla de la transmisión del Puebla 0-1 Xolos en Azteca Deportes.

Asimismo, aparecieron en pantalla 2 logos de una casa de apuesta por 5 minutos debajo del marcador y en una ocasión más, un gráfico que marcaba la distancia que debía tener la barrera en un tiro libre.

En los uniformes de los equipos se pudo observar un logo de la misma casa de apuestas ubicados en diferentes partes de la equipación.

En el uniforme del Puebla habían dos logos: uno en la parte baja de la espalda y el otro en el short; en el uniforme del equipo tijuanense habían tres logos, uno en el short, otro en la parte trasera de la camiseta y uno más en el short.

Además, en la cancha se ubicaron en 12 posiciones el logo de la casa de apuestas que patrocina al Club Puebla, además de tener presencia en 3 lonas ubicadas en las gradas (las cuales serán quitadas en cuanto vuelvan los aficionados a los estadios).

La saturación de logos y menciones de casas de apuestas durante la transmisión de este encuentro es evidente, prácticamente durante todo el partido puedes estar viendo logos de casas de apuesta, un recurso de mercadotecnia empleado por las casas de apuestas llamado ‘Top of mind’, el cual busca posicionar la marca en la mente del consumidor al pensar en una industria en específico y ser potenciales clientes.

Las televisoras clasifican los partidos de acuerdo a la importancia de los equipos y la etapa del torneo en A, AA y AAA, un partido de temporada regular entre Puebla y Tijuana se ubica como partido tipo A, pero un partido de liguilla en el cual un equipo esté involucrado un equipo de mayor convocatoria y se considere tipo AAA es más propenso a contar con más menciones y anuncios de pantalla.

La sobreexposición de anuncios publicitarios puede provocar recaída en pacientes recuperados, así nos lo comentó en entrevista Jovana Monje, psicoterapeuta de la Clínica Samadhi:

Afecta especialmente cuando un paciente acaba de recuperarse, y la sobreexposición de publicidad puede llevarlos a un autoengaño de querer apostar solo por una vez y recaer en el problema. Los anuncios nos lo venden muy llamativos, que nos vamos a volver millonarios, eso incita a volver a jugar”.

Los límites

El único ejemplo de regulación en materia publicitaria en el futbol mexicano se dio a partir del 2018, cuando por recomendación de la la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes se recomendó que los futbolistas menores de edad portaran publicidad de casas de apuestas o bebidas alcohólicas en sus uniformes.

Final Sub 17 Puebla vs Necaxa
A pesar de no poder portar publicidad en sus uniformes, la publicidad sigue presente en los estadios. Foto: Agencia Enfoque

No todos los equipos en el futbol profesional mexicano cumplen la recomendación. Por ejemplo, en el Club Puebla los equipos varoniles de fuerzas básicas sí cuentan con uniformes sin patrocinio de casas de apuestas, mientras que las jugadoras menores de edad del Puebla femenil no los tienen.

La especialista menciona que la sobreexposición también puede inducir al mundo de las apuestas a aquellas personas que no son jugadoras:

El ofrecérnoslo como dinero rápido puede llamar la atención de personas que no son apostadoras y convertirlo en una adicción a conseguir. Falta mucha regulación en el tema, no hay autoridades que tengan un registro de personas que sufren de ludopatía”.

La Dirección General de Juegos y Sorteos admite en su sitio web que "México no cuenta con estadísticas oficiales de este fenómeno", dejando claro que existen áreas por desarrollar para atender esta enfermedad en México.

A pesar de haber tomado como ejemplo en el futbol, este comportamiento publicitario se replica en otros deportes como el basquetbol, futbol americano, béisbol o el box.

 

 

___
POB/LFJ