El Senado de México aprobó, por unanimidad, reformar la Ley General de Educación, para prohibir la venta de comida chatarra cerca de las escuelas, buscando asegurar una buena nutrición para los y las estudiantes.

El artículo 75 de la enmienda dice que:

Las autoridades educativas observando los criterios nutrimentales y las Normas Oficiales Mexicanas emitidas por la Secretaría de Salud, promoverán ante las autoridades correspondientes, de los tres ámbitos de gobierno, la prohibición de la venta de alimentos con bajo valor nutritivo y alto contenido calórico en las inmediaciones de los planteles escolares’’

Así mismo, las autoridades de cada plantel, deberán promover el establecimiento de expendios de alimentos saludables, de preferencia producidos de la localidad.

Además, las cooperativas escolares, deberán comercializar frutas y verduras, así lo exige la iniciativa del senador Martí Batres, que fue quien la presentó.

Se busca fomentar el consumo de alimentos y bebidas sanos para los estudiantes lograr un óptimo desarrollo y desenvolvimiento en las diferentes áreas educativas, abonando en la lucha contra la grave crisis de salud en materia de obesidad, sobrepeso, diabetes e hipertensión que afecta a nuestro país”, comentó el senador.

Obesidad y sobrepeso infantil

Recordar que, según UNICEF México, 1 de cada 3 menores (de entre 6 y 19 años) padece de sobrepeso u obesidad, lo que coloca al país entre los primeros lugares en obesidad infantil a nivel mundial.

La Encuesta de Salud y Nutrición de Medio Camino realizada en 2016, presentó que en México, 32.8% de las niñas sufren sobrepeso u obesidad y en niños el 33.7%; en mujeres adolescentes el 39.2% y en hombres adolescentes el 33.5%.

Además, el aumento de obesidad infantil y prevalencia de sobrepeso y obesidad que se observa dentro de los años de primaria comienza a los seis años de edad con un promedio de 24.3% y, cuando salen, a los 12 años de edad, el promedio incrementa a 32.5%; es decir, existe un aumento promedio de 12.2%.

 

 

__

POB/PCL