El pasado jueves 18 de febrero de 2021, Facebook eliminó de su plataforma todos los contenidos noticiosos en Australia. Las páginas de los medios de comunicación fueron invisibilizadas y hasta cuentas de instituciones gubernamentales se vieron afectadas por esta medida.

En Facebook no se podía leer ninguna noticia local o internacional, y esto obedecía a la propuesta del Gobierno australiano en instaurar el Código de negociación de los medios de comunicación con el cual las plataformas digitales que generan millones de dólares en ganancias (Facebook y Google) paguen a los medios de comunicación por el uso de sus contenidos.

La Comisión Australiana de Competitividad y del Consumidor (ACCC por sus siglas en inglés) elaboró el código estableciendo que Facebook y Google, deberían pagar a los medios de comunicación para utilizar su contenido, pues cada vez era más complicado para los medios obtener ingresos por publicidad ya que la mayoría de empresas busca publicitarse en internet.

Lee también: Regulación a redes sociales en México violenta los derechos digitales: Artículo 19

Las últimas estimaciones de la ACCC indican que en Australia, por cada dólar que se gasta en publicidad, las plataformas digitales como Facebook, Google, Instagram o Twitter ingresan 90 centavos, dejando apenas un 10 centavos por dólar para los medios de comunicación.

Este martes 23 de febrero, Facebook anunció que poco a poco regresará el contenido noticioso a su red social, pues comenzarán a negociar con los medios de comunicación pagos para cumplir con los requisitos gubernamentales.

 


Para entender mejor la situación, Poblanerías.com se dio a la tarea de contactar a periodistas australianas, para contar cómo afecta esta postura a la prensa del país. Susannah George y Zoe Samios, respondieron a nuestras preguntas y explicaron en el siguiente video:


 

Susannah George es la fundadora y CEO de The Urban List, un medio nativo digital enfocado en temas culturales y de estilo de vida con 6 ediciones locales en Australia y una más en Nueva Zelanda.

Susannah explica el debate que ha generado el código en Australia y cómo el gobierno lleva años intentando que Facebook y Google paguen impuestos en ese país:

"Los medios de comunicación reportaron que sus contenidos estaban alimentando el uso de Facebook y Google a través de los contenidos que producían pero ninguno de los dos les estaba pagando por la producción de dicho contenido". 

Falta de regulación a plataformas digitales a nivel mundial

Zoe Samios es una periodista de medios y telecomunicaciones en el diario impreso Sydney Morning Herald, uno de los periódicos con mayor circulación en Australia, y en entrevista con Poblanerías explicó que, la falta de regulación para las plataformas digitales ha generado estos conflictos que podrían replicarse próximamente:

"Si tan solo hubiéramos podido anticiparnos a esto hace varios años, habríamos prevenido esta situación. El reto que se genera con el emprendimiento es que, generalmente sucede cuando hay un espacio libre en el mercado y las regulaciones no están actualizadas al día. Google y Facebook vieron ese espacio en el mercado alejados de las regulaciones porque son las primeras compañías en el mundo en aprovecharse de la globalización".

Zoe recalca que no existe una regulación perfecta y, que pueda ser aplicable en todos los países. Los gobernantes de otros países estarán observando detenidamente cómo concluya la legislación australiana para poder adaptar estas leyes a sus países:

"Una solución en México, Estados Unidos o en Australia, puede funcionar en un país, pero no ser replicable en otro; por lo que es muy difícil encontrar una regulación que pueda ser aplicable en todos los países.
Nadie pensó que Google y Facebook se convertirían en entes tan poderosos como lo son hoy, y ahora que se dieron cuenta, quieren regularlo; pero es muy difícil de hacer, por lo grandes que son".

¿Cómo puede afectar a México?

Facebook demostró su poder en Australia, uno de los países que más esfuerzo ha puesto en intentar regular a los gigantes tecnológicos, y quitó de su aplicación todas las noticias; generando desinformación en la población australiana antes de comenzar la aplicación de vacunas contra la Covid.

En México donde hay más medios nativos digitales, a diferencia de Australia, estos dependen mucho más de plataformas como Google y Facebook, para la distribución de su contenido; y si se presentara una situación similar, se limitaría aún más el acceso a los usuarios a los contenidos.


En México, existen 110 medios nativos digitales (con contenido en español, sin ser partidarios o corporativos, y de servicio al interés público) más otros 751 en el resto de América Latina, España y Estados Unidos; de acuerdo a las cifras de la organización Sembra Media.


Susannah George explica que las regulaciones para las plataformas digitales llegarán eventualmente a los demás países y muchos se basarán en el precedente que ha sentado el Gobierno australiano, pero esto provocará tensión entre Facebook y los gobiernos:

"Creo que las regulaciones dañarán las relaciones entre Facebook y los gobiernos alrededor del mundo. Ningún presidente de cualquier país responderá positivamente a lo que ha hecho Facebook, el gobierno australiano lo ha denominado como bullying ".

La aprobación del código continúa siendo discutida en el Senado australiano y sufrirá modificaciones antes de ser publicada, publicación que esperan Facebook y Google para hacer su siguiente jugada.

 

___
POB/RPC