Mujeres rompen techo de cristal rumbo a los Globos de Oro

PEDRO-SOLA-columnas-headers-poblanerias

La pandemia del COVID-19 retrasó la tradicional temporada de premios en el cine y este año, la carrera por el Óscar arranca el 28 de febrero, día en que la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood entregará los Globos de Oro.

La ceremonia será diferente. De entrada, las conductoras Tina Fey y Amy Poehler no estarán juntas sobre el escenario. La primera transmitirá desde Nueva York y la segunda desde Los Ángeles.

Sin embargo, hay una razón de mayor peso para considerar como histórica esta edición de los Globos de Oro. Por primera vez en 78 años, el premio a la mejor dirección tiene a una mayoría de mujeres como candidatas.

Las cineastas que lograron la nominación son Chloé Zhao (Nomadland), Regina King (Una Noche en Miami…) y Emerald Fennell (Promising Young Woman). Por si fuera poco, King y Fennell son actrices conocidas que ahora compiten con sus óperas primas. ¡Vaya inicio tras la cámara!

Tres mujeres se suman a la muy corta lista de directoras nominadas en el pasado. Solo una se ha llevado a casa el Globo de Oro; curiosamente se trata de Barbra Streisand, con años de experiencia frente al público previos a su trabajo como directora. Lo ganó en 1984.

Lee también: El problema de regular la diversidad

Un año y medio después, en octubre de 1985, nacía en Londres Emerald Fennell. Para quienes vieron la serie The Crown, Fennell es un rostro familiar por su interpretación de Camilla Parker Bowles.

Actriz y productora, la británica dirigió un cortometraje para demostrar que podía tomar las riendas creativas de un proyecto fílmico. Tenía una idea que le daba vueltas en la cabeza: Una mujer finge estar borracha acostada en una cama. Un hombre, adentro de su vestido, le baja la ropa interior para abusar de ella. De repente, la mujer se endereza y sin señales de borrachera alguna, le pregunta con seriedad qué está haciendo.

Esta idea se desarrolla en las primeras tres escenas de Promising Young Woman. La protagonista es Cassie (Carey Mulligan, nominada también al Globo de Oro), quien a sus 30 años trabaja en una cafetería tras haber abandonado la escuela de medicina. Una chica brillante (promising, como lo sugiere el título), Cassie dejó su carrera después de que su mejor amiga, Nina, fue violada en la universidad.

Ahora Cassie se dedica a rondar los centros nocturnos para aleccionar a todos los hombres despreciables que se cruzan en su camino. Cuando alguno le hace un avance sexual fuera de lugar, ella lo enfrenta y ridiculiza. En una libreta, va contando con palitos el número de abusadores.

Esta es una película que sorprende por su tono. Fennell escribió un guión fuera de serie y, como directora, muestra a una protagonista que rechaza ser víctima. En cambio, Cassie decide vengar a su amiga y hacerlo con estrategia, acercándose a quienes solaparon al violador, uno a uno, como los palitos de su cuaderno.

Promising Young Woman toca el tema del abuso sexual con altas dosis de humor negro. La realidad es lo suficientemente horrible, pero ciertos momentos cómicos vuelven a esa realidad aún más desgarradora. El film tiene una conexión con Tres anuncios por un crimen, muy galardonada hace tres años, que también recurre al humor para hacer sentido del dolor.

Aquí el lenguaje visual aporta capas que fortalecen a la narrativa. Fennell hace tomas abiertas de casas en los suburbios revelando un paisaje idílico. Esas casas vistas desde lejos, tranquilas y adornadas con árboles, encierran una historia de abuso ignorada por la mayoría.

La directora también hace travellings con Cassie caminando por las calles. Con pasos firmes, la mujer avanza hacia su objetivo, nada la detiene –nadie debería intentar detenerla–.

La mezcla de géneros es interesante. Un thriller con elementos de comedia romántica y surrealismo, filmado con colores vivos, apoyado por un soundtrack que incluye la canción Stars Are Blind de la ícono pop Paris Hilton.

Todo para llegar al clímax, al duelo de Cassie con el violador de su amiga. Encarándolo, ella le pregunta cuál cree que es la peor pesadilla para una mujer. La cinta de Emerald Fennell da una respuesta compleja; sí es el abuso sexual, pero también es el encubrimiento, la hipocresía y el olvido.

Promising Young Woman está disponible en iTunes.

LA PALOMITA: Tres películas latinoamericanas, incluida la producción mexicana en Netflix Ya no estoy aquí, pueden quedar nominadas al Óscar. Ya veremos.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

“Irresponsibility is part of the pleasure of all art” P. Kael

--
POB/LFJ