Fue detenida la doctora Analí “N” por el delito de abuso de autoridad, debido a las investigaciones en torno al caso del feminicidio de Mariana Sánchez Dávalos, quien realizaba su servicio social en Ocosingo, Chiapas.

De acuerdo a la Fiscalía de la Mujer en Chiapas, la médico fungía como directora del Hospital de Nueva Palestina, comunidad donde la víctima sufrió acoso por parte de uno de sus compañeros y que aunque lo denunció ante la detenida no recibió ayuda.

La mamá de Mariana, asegura que su hija le comunicó a la doctora el hostigamiento y acoso al que se enfrentó durante 6 meses dese que llegó a la comunidad, hasta el momento en el que el médico intentó abusar sexualmente de ella, pero solo le dio unos tamales y la mandó a descansar tres días mientras “se le pasaba”.

Te puede interesar: #JusticiaParaMariana: Entre irregularidades y desinterés de autoridades

Según Jesús Trujillo Sánchez, presidente del consejo de vigilancia de Nueva Palestina, la directora del hospital fue quien solicitó ayuda a las autoridades ejidales, pues encontró a Mariana sin vida el pasado 28 de enero de 2021.

Desde ese día, la clínica en Nueva palestina cerró y al personal médico se mandó a casa, sin que hasta este 8 de febrero de 2021 se haya reportado su regreso.

El cuerpo de la joven fue encontrado sin vida el viernes 28 de enero, un día antes hizo sus maletas para irse el fin de semana a su casa en Tuxtla Gutiérrez, como lo hacía cada fin de semana. Pero, su mamá cuenta que habló con ella y se escuchaba muy angustiada, lloró y le dijo que la seguían acosando.


En el artículo 325 del Código Penal Federal, se establece que comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género. Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

1. La víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo;

 

2. A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia;

3. Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima;

4. Haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza;

 

5. Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima;

6. La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida;

 

7. El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

 


__

POB/KPM