Colectivas feministas pidieron un “voto de castigo” para los diputados locales que incumplan con los acuerdos alcanzados en la toma del Congreso de Puebla.

Las colectivas señalaron que en diciembre de 2020, los integrantes de la Junta de Gobierno y Coordinación Política prometieron legislar antes del 15 de febrero la Ley de Identidad Trans, conocida como Ley Agnes.

Sin embargo, a unos días de vencer el plazo, las colectivas ven el desinterés de los diputados por abordar la iniciativa que permita respetar los derechos y de facilidad para la obtención de documentos que reconozcan su nueva identidad.

En un comunicado que leyeron a las afueras de Congreso, pidieron a la sociedad reconocer a los diputados que, en búsqueda de un nuevo cargo político, dejarán el cargo incumpliendo su promesa.

Gabriel Juan Biestro Medinilla (Morena), Josefina García Hernández (PRI), empezarán su campaña con la mancha de haber roto acuerdos oficiales con organizaciones y colectivas que exigieron a las y los legisladores, asumieran las responsabilidades de su cargo para garantizar la vida digna de mujeres y personas trans de todo el Estado.
En este documento oficial, pactado dentro del recinto legislativo también estamparon su firma Mónica Lara de Chávez, Jorge Armando García Avendaño, Valentin Medel Hernández y Juan Pablo Kuri Carballo. La diputada Mónica Rodríguez de la Vecchia (PAN), quien también buscará una nueva posición de representación popular, no se presentó
Es importante recordar sus nombres porque la identidad, es aquello que nos representa y le dice al resto de la gente, quiénes somos y cómo nos hemos construido. Y es importante porque hasta el día de hoy, cientos de personas no tienen acceso a una identidad que les represente porque las y los legisladores en turno, no han tenido la voluntad política para garantizar los derechos humanos de las personas trans, perpetuando desde la más alta tribuna del Estado, la opresión y la violencia en contra de un grupo vulnerable”.

La Ley Agnes fue nombrada en memoria de Agnes Torres, una activista transgénero asesinada en el año 2012 y que impulsaba el reconocimiento de las personas trans en el estado de Puebla.

Aunque se ha presentado en otras ocasiones en el Congreso local, la más reciente es de Estefanía Rodríguez, del bloque de Morena.

En esta se busca reformas al Código Civil para establecer que, si una persona necesita que se reconozca su nueva identidad de género, no debe presentar como requisito acreditar una intervención quirúrgica, terapias u otro procedimiento.

 

 

 

--
POB/LFJ