Mujeres y la cerveza artesanal: de la producción a la venta

Cuatro mujeres al frente de la Cervecería Cholula comparten su experiencia de fabricar, vender y tomar chela artesanal.

Muchos cometimos (o seguimos cometiendo) el error de asumir que a una mujer no le gusta, por naturaleza, beber cerveza.

Pensamos que la cerveza es una bebida preponderantemente masculina, que se asocia a valores o aptitudes que son “comunes” en el hombre. Así nos enseñaron y reforzaron durante nuestro desarrollo: “el hombre debe ser fuerte, debe ser valiente, debe ser rudo”.

Afortunadamente esas ideas van derrumbándose, lentamente sí, pero van para abajo.

Ni estas características de fortaleza y ni el valor son exclusivos del hombre, ni la cerveza es desdeñada por las mujeres, todo lo contrario.

La cerveza en su origen y en algunos trascendentales cambios han tenido como protagonistas a mujeres.

Mujeres y cerveza
Foto: Cervecería Cholula

Mujeres y la cerveza

Fue una mujer, la abadesa Hildegarda de Bingen, después canonizada, quien descubrió las propiedades de conservación que el lúpulo le brinda a la cerveza, además de su ya característico sabor amargo.

Por siglos, las mujeres fueron quienes –además de crear las recetas para la elaboración de esta deliciosa bebida– se encargaron de su producción y venta.

La industrialización y luego la mercadotecnia llegaron como poderosas herramientas para que los hombres se apropiaran de la labor cervecera hasta nuestros días. Sin embargo, con el paso del tiempo, son cada vez más las mujeres que se involucran en el mundo de la chela, desde nuevas consumidoras hasta nuevas maestras cerveceras.

Incluso, en nuestra propia comunidad, hay ya mujeres que están reapropiándose de un sitio protagónico en la producción, venta y distribución de cerveza.

Las mujeres de Cholula

Un ejemplo se puede observar en la Cervecería Cholula, la cual tiene ya casi 8 años de historia, co-fundada por Anna Jane Aceves y Luis Haro, emplean a otras 3 mujeres quienes laboran en las áreas de empaque, producción y ventas.

En entrevista con Poblanerías, Anna Jane Aceves cuenta que Luis Haro es el encargado de toda el área de producción y a su lado está Jimena Blanco quien lo apoya haciendo la cerveza.

En la Cervecería Cholula también laboran Joselyn Ordoñez quien está en la parte del etiquetado y embotellado; Ana Jiménez, encargada de las ventas; y Anna Jane quien lleva la parte administrativa y financiera.


Probar primero, juzgar después: Anna Jane

Para una mujer ya en el ámbito laboral, creer que no es un espacio para una mujer pues es muy equivocado, es un mito gigantesco. Muchas mujeres y cada vez (hay) más, entonces que vengan y se acerquen.

Foto: Cervecería Cholula

Anna Jane comenta que la gama de sabores en la cerveza comercial es muy limitada; permitiendo a la cerveza artesanal explorar otro tipo de sabores, desde chocolates hasta amargores. “Creo que vale la pena probar y luego ya decidir si no te gusta”.


Comunicar las virtudes de la cheve: Ana Paola

Para Ana Paola, quien está en ventas y relaciones públicas, en el negocio de las chelas las mujeres pueden hacer de todo, sin importar si es en producción o marketing. Aconseja a quienes estén interesadas en el mundo artesanal a entrar sin miedo.

Me encanta el área de ventas, relaciones públicas, enseñar la cheve tan rica que estamos haciendo y el producto que yo sé que es muy bueno, quiero que lo conozcan y que llegue a todo el mundo.

Foto: Cervecería Cholula

Manos a la obra: Jimena Blanco

El prejuicio más tonto que he escuchado es que las mujeres no se ven ‘correctas’ tomando cerveza, no es exclusivo de alguien. Las chicas podemos beber tarros, cargar maltas, hacer cerveza y disfrutar del elixir que es para todas y todos.

Foto: Cervecería Cholula

Para Jimena, quien está involucrada en la producción, la cocción y la prueba son sus partes favoritas del proceso. Invitó a probar las cervezas artesanales, a no quedarse con la primera impresión porque considera que la cheve es amor.


De cheve hay un mundo: Joselyn

No se queden con ganas de probar algo nuevo por prejuicios o por pena. La cerveza es para todas y para todos, y siempre habrá lugar para quien lo intenta.

Foto: Cervecería Cholula

Joselyn opina que la diversidad inmensa que existe alrededor de la cheve, la impulsó a aprender cada vez más sobre la variedad de estilos y el proceso de producción, y también los lazos y redes que se han creado a través de ella.


La Cervecería Cholula se ubica en la 13 oriente #411 en San Pedro Cholula. Cuenta con una barra donde los visitantes, además de disfrutar de la buena cerveza, podrán consumir alimentos.

 

 

--
POB/LFJ