Del Aula al Universo, un telescopio para cada escuela” es un programa con el que se han construido mil telescopios para que jóvenes de escuelas de educación media superior de Puebla, y otros nueve estados puedan explorar el cielo y acercarse a la ciencia.

De acuerdo a un comunicado de la BUAP, el 80% de los telescopios se ubican en Puebla, Tlaxcala y Oaxaca. Mientras que el resto están en San Luis Potosí, Veracruz, Morelos, Querétaro, Campeche, Sonora y Quintana Roo.

La iniciativa surgió en el Laboratorio de Pruebas Ópticas de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas en 2011, para beneficiar en total a cinco mil jóvenes de secundaria y preparatoria.

Te puede interesar: Con este proceso, investigadores BUAP acortan tiempo de cicatrización de heridas

En ese sentido, el programa es llevado por académicos y estudiantes de la facultad,  quienes incentivan vocaciones científicas a través de pláticas sobre el cosmos, talleres sobre el armado y uso de los telescopios y la apreciación del cielo nocturno para el reconocimiento de los astros.

Alberto Cordero Dávila, nivel III del Sistema Nacional de Investigadores, indica que en un inicio se sumaron la empresa Celestron, con la donación de monturas ecuatoriales, lo cual redujo los costos de fabricación; así como investigadores del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) con la impartición de conferencias.

Desarrollamos monturas propias con engranes de lavadoras, los cuales funcionan perfectamente. Además, los telescopios se pueden reemplazar y arreglar fácilmente con piezas compradas en la ferretería. Esta es su principal ventaja”, expone.
Telescopio BUAP
Foto: BUAP

Asimismo, explican que “Del Aula al Universo, un telescopio para cada escuela” se convirtió en un proyecto educacional. Los resultados impulsaron trabajos con profesores, a quienes se les enseña cómo dar una clase de ciencia de manera diferente, a la vez de medir el aprendizaje de los alumnos.

__

POB/KPM