El grooming es el acoso sexual que se ejerce en contra de un menor de edad engañándolo, mediante redes sociales, primero generando confianza para después involucrarlo en una actividad sexual. Por lo que se considera como un tipo de violencia.

De acuerdo a Save the Children, hay diferentes niveles de interacción y peligro, debido a que hay quienes utilizan a los niños, niñas y/o adolescentes para que les envíen material íntimo, pero pueden llegar a buscar un encuentro sexual.

Asimismo, el acosador intenta aislar de poco a poco a la víctima, para desprenderlo de amigos, familiares y personas de confianza, así busca evitar que cuente sobre su relación.

E incluso el victimario se suele hacer pasar por menor de edad, hasta adaptando el lenguaje a la edad del niño, niña o adolescente, con el propósito de crear mayor confianza.

Por ejemplo...

Etapas del grooming

El grooming consta de diversas etapas, no necesariamente se presentan todas y en orden, que los familiares y/o amigos pueden notar y actuar.

  1. Creación del vínculo de confianza: El abusador busca hacerse de la confianza del menor, fingiendo otra edad, dándole regalos, escuchando sus problemas y usándolos en su contra.
  2. Asilamiento de la víctima: Lo aleja de sus seres queridos y lo deja desprotegido, para así mantener en secreto su relación.
  3. Valoración de riesgos: El agresor busca saber si el menor ha contado sobre él y si alguien más tiene acceso a sus conversaciones.
  4. Conversaciones de sexo: El victimario comienza a introducir conversaciones sexuales de forma paulatina, hasta que se vuelva algo normal para el menor.
  5. Peticiones de naturaleza sexual: Es el propósito del grooming, donde el abusador manipula, chantajea, o amenaza la víctima para que le envíe material sexual o tengan un encuentro físico.

Prevención

Save the Children recomienda tomar medidas de prevención, comentando desde la educación en niños, niñas y adolescentes.

Aconsejan educar a los jóvenes en materia de sexualidad y en uso seguro y responsable de herramientas digitales. Así como mantener una buena comunicación y educación afectivo-sexual.

Te puede interesar: 7 recomendaciones para cuidar a los menores de edad del internet

Otras medidas que se pueden tomar, son:

  • Concientizar a los menores sobre lo riesgos de compartir información y contenidos privados en internet, así como lo que ocurre al entablar conversaciones con desconocidos.
  • Revisar que, si los niños, niñas y adolescentes ya tienen la edad para usar redes sociales, mantengan sus cuentas en privado.
  • Hacerles saber que ante cualquier situación en la que se sientan amenazados o vulnerados, pueden acudir a su red de apoyo, es decir familiares y/o amigos, así como profesores.

__

POB/KPM