OPINIÓN: Un nuevo motor para Red Bull

Ante la partida de Honda en 2022, Red Bull buscará desarrollar su propio motor basada en tecnología de la empresa japonesa, para competir a partir de 2025.

bandera-verde-columna-formula-1

Durante el primer par de Grandes Premios de la temporada 2021, hemos atestiguado un inesperado resurgimiento de Red Bull, en comparación con Mercedes. Buena parte de este éxito se debe al renovado brío de los motores que Honda provee tanto a los de Milton Keynes como a Alpha Tauri. Sin embargo, a partir de 2022 el panorama será diferente para ambos equipos, ante la partida de Honda.

Luego de evitar regresar a utilizar motores Renault, Red Bull ha optado por desarrollar su
propio motor. El equipo se basará en la tecnología de Honda durante tres años para, posteriormente, desarrollar su versión de motor para competir a partir de 2025. Se trata, sin duda, de una decisión audaz, aunque puede ofrecer buenos dividendos.

El equipo comandado por Christian Horner, ha dado ya su primer paso en firme con la contratación de Ben Hodgkinson para fungir como líder de su división de motores. Hodgkinson ha formado parte de Mercedes durante cerca de 20 años y se desempeñaba como Director Técnico en el equipo alemán, por lo que Red Bull está ejecutando un paso estratégico para el futuro a mediano y largo plazo.

Además de la evolución usual de las regulaciones, Red Bull está sentando las bases para adaptarse a un entorno cada vez más cambiante. El horizonte de 2025 es resultado de la intención de Fórmula 1 para que sus eventos sean ecológicamente sostenibles para ese año y produzcan cero emisiones de carbono para 2030.

Lee también: OPINIÓN: Italia bajo la lluvia

Por si lo anterior fuera poco, Fórmula 1 también está experimentando con posibles cambios al formato de los Grandes Premios. Stefano Domenicali, Presidente y Director Ejecutivo de Fórmula 1, anunció que los diez equipos aprobaron por unanimidad la incorporación de carreras sprint durante tres GP de esta temporada.

De esta forma, durante esos fines de semana, los espectadores podremos presenciar una doble sesión de calificación. Los viernes, luego de la primera práctica libre, los equipos competirán bajo el usual esquema de clasificación. Los resultados de esta servirán para clasificar el orden en el que correrán los pilotos durante una carrera corta el sábado, que será agendada luego de una segunda sesión de prácticas libres. Así, en la carrera del
domingo, los pilotos arrancarán en el orden en el que finalicen la carrera corta del sábado.

Para añadir emoción a esta prueba, los tres primeros lugares de la carrera corta del sábado obtendrán puntos: tres para el ganador, dos para el segundo lugar, y uno para el tercero. Así, en total un piloto podría obtener hasta 29 puntos en un solo fin de semana (25 por ganar la carrera del domingo, 1 por vuelta rápida, 3 por ganar la carrera del sábado).

Siempre se agradece la intención de generar más competencia y hacer más atractivos los GP. Sin embargo, esta temporada nos ha demostrado que una de las rutas no necesariamente debe ser tan compleja como añadir una carrera sprint. A veces solo basta con lograr que las regulaciones sean más equitativas entre los equipos.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Cuando cae la bandera verde, las luces del semáforo se apagan y comienza la acción. Espacio dedicado al análisis de Fórmula 1: hechos históricos y actuales sobre los equipos y los pilotos que crean cada Gran Premio.

--
POB/PCL