La Muñeca Fea: cueva en Puebla solo para exploradores

Es una de las cuevas más grandes del mundo y la más grande en América Latina, localizada al sur del estado de Puebla, en la Sierra Negra.

La Muñeca Fea es una cueva localizada al sur del estado de Puebla, en la Sierra Negra. Es una de las cuevas más grandes del mundo y la más grande en América Latina.

Los expertos dicen que es un estratovolcán —que es un tipo de volcán cónico y de gran altura—, fue formado debido a la filtración del agua por las grietas, que, con el paso del tiempo, se fue disolviendo el carbonato de calcio de la roca, hasta formar conductos por donde pueden pasar los exploradores.

En el caso de los salones, el agua filtrada provocó el debilitamiento del techo y, por ende, el colapso del estratovolcán varias veces, hasta que se creó la cueva Tlamanictli y el salón de La Muñeca Fea.

Fue explorada por primera vez en 1999, pero en una crónica relatada por el espeleólogo, Gustavo Vela Turcott, en México Desconocido, asegura que la cueva de La Muñeca Fea mide 400 metros de profundidad y tiene un volumen de 5.9 millones de metros cúbicos y casi 63 mil metros cuadrados.

De echo, cuenta que, al lanzar un grito dentro de la cueva, el eco duró 13 segundos.

Con estos datos, se sitúa como la cuarta sala más grande del mundo, por debajo de:

  • Sarawak Chamber, situada en Malasia, con medidas 154 mil 530 metros cuadrados.
  • Miao Room, situada en China, con medidas de 140 mil 540 metros cuadrados.
  • Torca del Carlista, situada en España, con medidas de 87 mil 90 metros cuadrados.
Te puede interesar: Balcón del Diablo: un enigmático lugar en Puebla

¿Cómo se llega?

Esta cueva está ubicada en la Sierra Negra al sur de Puebla. En el relato, Gustavo Vela dice que él y su grupo de investigación, llegaron a Tehuacán, siguieron por carretera hacia Zoquitlán y luego por el camino de Cosavicotla.

Después hay que ascender a pie durante 30 minutos, pasando por la comunidad de Cruztitla, hasta llegar a la boca de Tlamaniactli.

Para visitarlo, se recomienda tener experiencia en espeleología —ciencia que estudia el origen y formación de cavernas—, buena condición física y ser un buen explorador.

El camino es muy complicado, pues una gran mayoría es de terracería, por lo que se necesita un auto grande.

Para entrar a una cueva, la recomendación es nunca ir solo, ir en grupo es la mejor opción.

 

__

POB/PCL