Esta verificación fue realizada por Manatí
  • Frase: “Aceleraré la compra de vacunas contra COVID-19 para toda la población. ¡Comprometido contigo!”.
  • Autor: Humberto Aguilar Coronado, candidato a diputado federal por la coalición Va por México (PAN-PRI-PRD) en el distrito 10 de Cholula.
  • Dónde se dijo la frase: A través de una imagen publicada el 2 de mayo en su cuenta oficial de Twitter.
  • Calificación del detector: Falso.

Humberto Aguilar Coronado, candidato a diputado federal por la coalición Va por México (PAN-PRI-PRD) en el distrito 10 de Cholula, aseguró que de ser electo se comprometería a “acelerar” la compra de vacunas contra COVID-19.

Lo dijo a través de una imagen que compartió en sus redes sociales, aunque más tarde, al ser entrevistado por Detector Puebla, el candidato matizó su frase y dijo que un diputado federal podría “agilizar” la compra al reasignar el presupuesto federal.

La frase, a pesar del matiz, es falsa. En estricto sentido no existe un solo legislador federal capaz de “agilizar” la compra de vacunas; en parte porque esto depende de la oferta y la demanda internacional del biótico, y además porque la búsqueda, la compra y la aplicación de la vacuna es competencia del poder Ejecutivo.

Y lo confirma el politólogo Hervey Rivera: “Un diputado federal tiene injerencia en el presupuesto directamente en la votación, pero de ahí a que pueda incidir como diputado en una cuestión de (adquisición de) vacunas es muy difícil”.

Lee también: Verdadero que Puebla tenga segunda tasa de trabajo infantil más alta de México

El académico explica que, para poder incidir de algún modo en la distribución de recursos para vacunas, Aguilar Coronado tendría que ser incluido en la Comisión de Presupuesto y Crédito Público, la única instancia en el Poder Legislativo facultada para negociar y votar el presupuesto federal.

Y, aun con todo eso, la afirmación de Aguilar Coronado es falsa. Rivera lo detalla:

Los legisladores difícilmente pueden proponer cosas de carácter individual, son los grupos parlamentarios (los que lo proponen) (…) Además, para empezar hay una serie de países, sobre todo los más desarrollados, que están acaparando la demanda. Y es el gobierno federal, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores y la de Salud, el que encabeza el esfuerzo de la compra de vacunas”.

Cuando se consultó a Aguilar Coronado, primero reconoció que un diputado federal no podía acelerar el proceso de compra de vacunas, pero luego insistió en que esto habría sido posible si la Cámara de Diputados hubiera asignado recursos federales para ello desde el año anterior.

Si México, desde el 2020, cuando se aprueba el presupuesto de 2021, hubiera asignado una partida presupuestal en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para la compra de vacunas, las vacunas pudieron haberse comprado no en mayo, ni en 2021, sino que pudieron haberse comprado en enero (sic). Formarse en la lista de países que sí previeron este asunto para la compra de vacunas”, afirmó.

Esta respuesta también es falsa. En realidad, desde mediados de octubre de 2020 México signó acuerdos de precompra de vacunas producidas por Pfizer (en Estados Unidos), AstraZeneca (en Reino Unido) y Cansino (en China), y así se convirtió en uno de los primeros países de América Latina en recibir vacunas.

Lee también: Engañoso que PRI-PAN nombraron a Higuera en Fiscalía

Y eso fue posible porque el 19 de julio de 2020 los diputados federales modificaron la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios para permitir al gobierno federal la compra de medicamentos e insumos médicos en el extranjero sin licitación, a través de organismos intergubernamentales internacionales como la OMS.

Dos meses después, el 18 de septiembre de 2020, el gobierno federal signó un convenio para acceder al Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19 (COVAX, por sus siglas en inglés), y tener acceso a un portafolio de “posibles vacunas producidas por diferentes fabricantes del mundo”, según la versión pública del convenio que se encuentra disponible en el sitio de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Por su parte, el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, afirmó el 19 de enero pasado que México dispone de 4 mil millones de dólares en una subcuenta de la Tesorería, “más del doble de lo necesario”, según consignó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en un boletín publicado un día más tarde.

Según el PEF 2021, México no designó una partida específica para la compra de vacunas contra COVID-19; sólo se desglosa un gasto de 2 mil 153 millones 5222 mil 906 pesos para el “programa de vacunación”.

Pero, más allá de la cifra aportada por el secretario de Hacienda, el gobierno federal ha mantenido secrecía en la operación y distribución de recursos destinados para la compra de vacunas.

Lee también: Aunque Morena acabó con fideicomisos Fonden sigue en presupuesto

La SRE clasificó como confidenciales los convenios de compra con las farmacéuticas, y sólo dispuso un micrositio en el que incluyó extractos y versiones públicas de algunos convenios.

Ahí se informa que, través del Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi) de la Secretaría de Salud federal, México pactó la compra de 77 millones 400 mil dosis de vacunas AstraZeneca, 34 millones 399 mil 950 dosis de vacunas Pfizer y, en lo referente a las vacunas CanSino, no se detalla la cantidad total de dosis adquiridas.

En el mismo sitio se refiere que el gobierno ha firmado otros convenios con farmacéuticas como Sputnik V (producida en Rusia) o Sinovac (en China), que le han permitido asegurar un total de 246.63 millones de dosis para 141.01 millones de personas.

Sin embargo, sobre estos contratos —Sputnik V y Sinovac—no hay ni una versión pública, ni un extracto que permita conocer cuándo fueron firmados.

Con todo esto, hay un factor adicional —quizá el más relevante— que reitera la condición de falsedad de la declaración del candidato Humberto Aguilar Coronado. Y ese es el factor internacional.

El 18 de enero de 2021 la OMS publicó un comunicado en el que su director, Tedros Adhanom Gebreyesus, denunció que existía una distribución inequitativa de las vacunas contra COVID-19, que había beneficiado a “los países ricos donde las ganancias son más altas”.

En la actualidad, se han administrado más de 39 millones de dosis de vacunas en al menos 49 países de ingresos más altos. Solo se han administrado 25 dosis en un país de ingresos más bajos. No 25 millones; no 25.000; solo 25”, dijo ese mes.

De manera adicional, el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero en México reconoció en su informe anual que existía una disparidad en la distribución de vacunas entre economías avanzadas y la mayoría de las economías emergentes y en desarrollo.

Es probable que varios países emergentes y en desarrollo no cuenten con vacunas suficientes para aplicar a toda su población al menos hasta finales de 2022”, señaló.

Hasta el 30 de abril, México ha recibido 25 millones 427 mil 235 dosis de vacunas contra COVID-19, de las cuales se han aplicado 17 millones 718 mil 806.

Un total de 2 millones 344 mil 755 personas se habían contagiado hasta esa fecha, y 216 mil 907 personas habían muerto a causa del virus.


DETECTOR PUEBLAManatí es parte de la alianza Detector Puebla, junto con Lado B, El Popular, Serendipia y Poblanerías para combatir la desinformación en el proceso electoral de Puebla 2021. La alianza cuenta con la asesoría y el apoyo de Verificado como parte de la iniciativa #ConVerdad.


 

 

--
POB/LFJ