OPINIÓN: Las sorpresas de Mónaco

bandera-verde-columna-formula-1

Si tuviera que elegir lo que más me sorprendió del Gran Premio de Mónaco, no podría quedarme con un solo aspecto. Vayamos por partes:

El primer podio de Ferrari. La mejora de los de Maranello parece haber sido potenciada por el trazado de Mónaco, como comentamos Rodrigo Peña y yo en la emisión de Pit Crew de esta semana. Cuando Fórmula 1 regrese a circuitos de mayor potencia, los autos de Ferrari regresaran a pelear por el top 10. No obstante, el ritmo mostrado por Leclerc en la sesión de calificación y por Sáinz en la carrera, hizo ilusionar a los tifosi.

El retiro de Bottas. No recuerdo haber visto una parada de pits tan desastrosa como la que vivió el piloto finés este fin de semana durante la carrera. Algunas personas podrán decir que lo ocurrido fue pura mala suerte, aunque Toto Wolff y compañía deben estar investigando a profundidad lo ocurrido para evitar que algo similar ocurra nuevamente. No me quiero ni imaginar la reacción de Hamilton si esto le hubiera ocurrido a él.

Lee también: Un nuevo motor para Red Bull

Hamilton, séptimo. Apenas en la entrega anterior comenté que se antojaba difícil que Max Verstappen y Red Bull pudieran revertir de un solo golpe la diferencia que se estaba formando entre los campeones y ellos. Sin embargo, Mónaco fue Mónaco y los de Mercedes tuvieron una pésima tarde, radicalmente opuesta a lo que ocurrió con Red Bull. Hamilton nunca tuvo el agarre suficiente en el auto para calificar entre los primeros puestos ni para tomar ritmo de carrera.

Por el contrario, a los de Milton Keynes les salió todo: Leclerc no pudo iniciar, lo que ayudó a que Verstappen se llevara la victoria; Checo se lució administrando sus neumáticos y logró ejecutar a la perfección una estrategia que lo llevó a terminar en 4ª posición. El resultado: Verstappen lidera el campeonato de pilotos por primera vez en su carrera y Red Bull le saca un punto de ventaja a Mercedes en el de constructores.

Lo que no sorprendió

Checo, a un paso del podio. El piloto mexicano había calculado que para el GP de Mónaco habría completado su curva de aprendizaje en el auto de Red Bull. Ayudado por la estrategia de su equipo -y la mala suerte de sus adversarios–, Checo cumplió con una muy buena cosecha de puntos para Red Bull. El primer podio con su nuevo equipo es cuestión de tiempo.

Leclerc, de nuevo la mala suerte. Después de su accidente en la sesión de calificación, le preguntaron a Charles Leclerc si estaba preocupado por haber dañado la caja de cambios de su auto. Una reposición de ese componente le habría acarreado una penalización de cinco puestos en la parrilla de salida. La respuesta del monegasco fue elocuente: “Sí, estoy preocupado. Siempre he tenido mala suerte aquí”. Desde 2017, Leclerc no ha podido finalizar una carrera en el Principado. Este domingo, ni siquiera la pudo iniciar.

Norris, cada vez mejor. El piloto británico está siendo consistente con McLaren, y sigue respondiendo a la confianza del equipo después de haber firmado una extensión de su contrato. En este caso, tanto el piloto como el equipo parecen haber encontrado una buena combinación de cara al futuro. Norris es un piloto talentoso, carismático y en franco ascenso. Si el auto de McLaren sigue mejorando al ritmo que lo ha hecho, el británico se mantendrá entre los mejores de la nueva generación.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Cuando cae la bandera verde, las luces del semáforo se apagan y comienza la acción. Espacio dedicado al análisis de Fórmula 1: hechos históricos y actuales sobre los equipos y los pilotos que crean cada Gran Premio.

--
POB/LFJ