En México se lucha contra la escasez de agua, por eso es importante aprovecharla en temporada de lluvia y para ello hay diversas recomendaciones que se pueden considerar.

En ese sentido, Propiedades.com menciona que 2021 será uno de los años con mayor sequía en el 85% del país, según un registro realizado en abril. De acuerdo con imágenes recopiladas por la NASA, la mayoría de las presas de México se encuentran en niveles menores al 25%.

Te puede interesar: Tips para reciclar la comida y evitar desperdicios

Por tal motivo, aseguran que es importante cuidar el agua y aprovechar la que cae como lluvia, puesto que representa un ahorro del 15% del consumo.

Puede servir como:

● Descarga de retrete

● Riego de plantas decorativas

● Lavado de ropa

● Limpieza de pisos

La forma más simple de reciclar agua de lluvia es dejar baldes o recipientes en el exterior cuando llueve.

Aunque se pude implementar un sistema de captación de lluvia, para lo que sugieren solicitar una evaluación técnica para su instalación. Con ella se pueden saber las modificaciones adecuadas para eficientar la recolección de agua. Así como el mejor diseño para una cisterna específica.

Mencionan que es importante instalar un sistema de bombeo adecuado y procurar un mantenimiento regular a la planta pluvial.

Aprovechando un sistema para cosechar lluvia, se tiene una opción más para cuidar el medio ambiente y reducir tu huella hídrica. Además, se genera una nueva fuente de agua con la que podrás eficientar su uso y sobrellevar la sequía a la que nos enfrentamos este año.

Al respecto la UNAM, explica que funciona así:

  1. Alrededor del techo se instalan canaletas para conducir el agua (en el caso de techos de dos aguas o lámina). Es muy importante tenerlo limpio.
  2. Las canaletas desembocan en un “filtro de hojas”, que consiste en una malla de plástico muy fina para impedir el paso de hojas y basura.
  3. El agua que cae en los primeros 5 o 10 minutos de un aguacero no se debe recolectar, ya que es la más sucia por cumplir la función de limpiar el techo. Una vez que pasa por el primer filtro, el agua llega a un “separador de primeras lluvias” llamado Tlaloque, que tiene un sistema de flotador. Cuando el recipiente se llena, el flotador obstruye la salida del agua sucia y permite el paso del agua limpia a la cisterna.
  4. En la cisterna se coloca un “reductor de turbulencia”. Su función es limitar la velocidad de entrada del agua para evitar que los sedimentos se revuelvan.
  5. La cisterna también debe contener una “pichancha flotante”, que permite que la bomba extraiga el agua de las capas superiores, donde el agua está mas limpia.
  6. Después el agua se conduce al “tren de filtrado”. El primer filtro quita sedimentos hasta 50 micras, la mitad del grosor de un cabello. El segundo es de carbón activado y elimina los contaminantes químicos, además de olor, color y sabor. De aquí, el agua puede ser conducida a un tinaco o depósito que alimente toda la casa o del que se pueda extraer el agua con una manguera.

__

POB/KPM